Abogada recibió $300.000 de inversionista y los usó para su beneficio

Por: Carlos Arguedas C. 16 octubre, 2013

Una abogada, que se desempeñaba como asesora legal del Grupo Financiero Interbolsa, irá seis años a prisión por estafa.

Los magistrados Jesús Ramírez, Magda Pereira, José Manuel Arroyo y Carlos Chinchilla ratificaron, mediante un voto, emitido el pasado 13 de setiembre, la condena de seis años para la abogada. | ARCHIVO LN
Los magistrados Jesús Ramírez, Magda Pereira, José Manuel Arroyo y Carlos Chinchilla ratificaron, mediante un voto, emitido el pasado 13 de setiembre, la condena de seis años para la abogada. | ARCHIVO LN

Así lo ratificó la Sala Tercera, el pasado 13 de setiembre, al confirmar dos fallos anteriores, emitidos en noviembre del 2012, por el Tribunal Penal de San José, y en abril pasado, por el Tribunal de Apelación de Sentencia de Goicoechea.

La sentenciada es Lilliam Vanesa de León Quesada, a quien se le acusó de depositar en una cuenta personal $300.000, que el empresario Rigoberto Muñoz Carvajal le entregó, en el año 2002, para que los invirtiera en el Grupo Financiero Interbolsa S. A.

Asimismo, los magistrados ordenaron a la empresa cancelar, de manera solidaria, junto con la sentenciada, ¢105 millones por el daño económico, moral, así como el pago de honorarios de abogados.

Erick Ramos, abogado de Muñoz, dijo sentirse muy satisfecho del resultado final del proceso.

Agregó que la sentencia establece las responsabilidades para la imputada y la empresa, para la cual trabajaba.

Historia. Rigoberto Muñoz, quien se dedica a actividades industriales, explicó en su denuncia, presentada en el 2005, que en 2002 entregó $300.000 a de León para que la empresa Interbolsa los utilizara en la compra de acciones de empresas, en inversiones en fondos inmobiliarios, así como la adquisición de fideicomisos, para que el dinero generara ganancias.

Sin embargo, según el afectado, con el paso del tiempo no recibió los réditos de la inversión.

El Ministerio Público determinó que la imputada usó el dinero en actividades económicas propias, que le generaron ganancias.

Luego de la primera sentencia, el 16 de noviembre del 2012, los abogados Eduardo Araya Vega y Mario Alberto Córdoba Zárate, en representación de Interbolsa, presentaron, primero, un recurso de apelación y otro de casación, donde pidieron anular la condena civil, pues argumentaron que el ofendido nunca fue cliente de Interbolsa y que la entrega del dinero a de León se hizo fuera de las instalaciones de la empresa Interbolsa.

No obstante, los magistrados determinaron que la acusada tenía una relación laboral, aunque fuera por servicios profesionales con Interbolsa, y por ello, la firma tiene responsabilidad civil.

La oficina de prensa del Organismo de Investigación Judicial informó de que, tras quedar en firme la sentencia, se detuvo a la abogada y se envió a la cárcel de mujeres.