19 junio, 2014

Un turista costarricense de apellido Ulate y de 56 años, fue detenido este miércoles en la ciudad de Natal, en Brasil, por la Policía de ese país, por supuestamente contratar a un travesti de 16 años para tener relaciones sexuales, según una información divulgada en Globo.com, un portal de noticias.

El tico, vecino de Arenal, Tilarán, habría viajado a Brasil para presenciar el Mundial de Fútbol.

La detención tuvo lugar luego de que Ulate llegara el miércoles a la Comisaría de la Policía de Turismo para denunciar que le habían robado su pasaporte, $1.500 y un smartphone , cuando se encontraba por la zona de playa Punta Negra, la más turística en Natal.

La investigación de las autoridades condujo a una mujer, quien reconoció que había estado con Ulate, pero aseguró no saber nada del robo. Sin embargo, les dijo a los agentes que el costarricense había contratado los servicios sexuales de un travesti.

Cuando los agentes ubicaron al joven, descubrieron que se trataba de un menor de edad.

El adolescente les manifestó a los policías que se prostituye desde hace un año y que efectivamente había tomado las pertenencias del tico porque, luego de las relaciones, se había negado a pagarle.

No sabía. En declaraciones al portal de noticias en Internet, la delegada Karla Viviane explicó que el costarricense y la mujer brasileña quedaron arrestados.

A Ulate lo señalan por el delito de explotación sexual de menores, que no está sujeto a fianza, en tanto a la mujer la acusan por facilitar esa infracción a la ley.

Según Globo.com, el tico aseguró que desconocía que se trataba de una persona menor de edad.

En tanto, al joven de 16 años lo dejaron en libertad.

Sobre el costarricense Ulate, se conoció que forma parte de al menos 15 sociedades anónimas en el país, de las cuales es el presidente en seis de ellas.

Aparentemente está ligado con la Gasolinera Tilarán.