Precios son elevados, dice el jerarca de la institución Manrique Sibaja

Por: Manuel Herrera 3 octubre, 2013

La Dirección General de Adaptación Social analiza varias tecnologías para evitar que los encarcelados lideren bandas desde sus propias celdas.

También la institución quiere evitar que los visitantes de los centros penitenciarios ingresen objetos o sustancias prohibidas a los encarcelados.

Manrique Sibaja, director de Adaptación Social, dijo que se ha analizado usar la tecnología de escaneo con Rayos X, así como la oferta de una empresa de telefonía privada para bloquear la señal celular en las cárceles.

"La tecnología de escaneo es cara, pero la necesidad nos dice que tenemos que adquirirlo en todos los centros", consideró Sibaja en una entrevista con adn radio 90.7 FM.

Al consultársele sobre porqué no se han adquirido, declaró que "en buena medida" responde a temas económicos.

Cárcel de San Sebastián, San José.
Cárcel de San Sebastián, San José.

Sibaja explicó, además, que bloquear la señal celular en las cárceles desencadenó ciertos problemas con las zonas aledañas.

"Hemos tenido una experiencia piloto con los bloqueadores de señal en La Reforma y no fue lo exitosa que se esperaba", indicó. "Solo se bloqueaba un poco y tuvimos problemas con los vecinos porque les bloqueaba a ellos la señal del celular".

Sibaja reveló que hace unos meses hablaron con una empresa de telefonía privada, pero la tecnología de bloqueo que ofrecían tenía un costo de alrededor de $1 millón (unos ¢494,6 millones al tipo de cambio actual).

"Adquirir la tecnología eficiente puede resultar bastante caro para el Estado, estamos analizando cuáles son las opciones más factibles", agregó Sibaja.

El tema de la seguridad en las cárceles se pone nuevamente en el tapete luego de que el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) diera a conocer que un recluso en Limón manejaba desde las celdas una banda que asaltaba tráileres con mercadería.