Por: Carlos Arguedas C. 4 abril, 2016

Un individuo de apellido Ruiz, de 27 años, absuelto en dos ocasiones del delito de venta de crack , irá por tercera vez a juicio, el 27 y 28 de julio próximo.

El debate se realizará en el Tribunal de Juicio de Corredores, confirmó la oficina de prensa del Poder Judicial.

Ruiz, actualmente preso por otro delito, fue acusado por la Fiscalía, ya que, el 10 de mayo del 2011, un oficial de la Fuerza Pública, de apellido Salazar, observó cuando sacó de una bolsa plástica una dosis de crack y la vendió a un sujeto de apellido Fonseca, alias Tricolín. La transacción se hizo en el lugar conocido como el Hueco, en Ciudad Neily, en Corredores.

Cuando la Policía detuvo a Ruiz, le decomisaron ¢1.000 producto de la venta de droga, según la acusación fiscal.

El Tribunal de Juicio de Corredores en dos ocasiones, el 27 de enero del 2012 y el 28 de marzo del 2014, absolvió a Ruiz, pues encontró contradicciones en los elementos de prueba. Sin embargo, el Tribunal de Apelación de Sentencia de Cartago, anuló ambas absolutorias y ordenó un nuevo debate.

Karol Vega Quesada, defensora pública de Ruiz, elevó el asunto a la Sala Tercera, pero los magistrados, el 16 de octubre del 2015 (voto 2015-1251), declararon inadmisible el recurso.

Empero, el magistrado José Manuel Arroyo Gutiérrez emitió un voto salvado, pues estimó que el recurso lo que buscaba era aclarar el tema de la garantía de la doble conformidad, ante dos absolutorias. “La Sala Tercera se encuentra facultada para interpretar los alcances del artículo (466 bis del Código Procesal Penal) restituido por el voto de la Sala Constitucional”, estimó el magistrado.

Otros casos. En una situación similar también está el caso de otro hombre de apellido Vidal de 22 años, vecino de Buenos Aires, Puntarenas, quien fue absuelto en dos ocasiones (febrero del 2013 y enero del 2014) por el delito de venta de marihuana.

No obstante, hay un asunto de un homicidio culposo ocurrido en octubre del 2006 en Upala, Alajuela, en el cual el imputado, de apellido Acuña, fue absuelto en dos ocasiones y cuando el abogado del querellante Minor González González, intentó llevarlo a un tercer juicio, el Tribunal de Apelación de Sentencia de San Ramón, consideró, en febrero del 2015, que no era viable, pues el acusado ya tenía dos absolutorias.