Por: Carlos Arguedas C. 13 julio, 2013

El Tribunal de Juicio de Golfito absolvió a un peón agrícola del delito de homicidio calificado de los austríacos Horst Hauser y Herbert Langmeier, en diciembre del 2009.

El fallo lo emitieron los jueces Carlos Alberto Montero, Hernán Rodrigo Salazar y Frannia Chavarría, el miércoles a las 11:10 p. m., luego de deliberar más de seis horas. El juicio lo terminaron ese mismo miércoles a las 5 p. m.

Los jueces condenaron al acusado Gabriel Rojas Santamaría a seis años y tres meses de prisión por los delitos de hurto simple (vender un tractor para cortar zacate propiedad de uno de los fallecidos) y hurto agravado (sacar con una tarjeta de débito el dinero de una víctima).

El crimen de los extranjeros se remonta a la Navidad del 2009, cuando los foráneos desaparecieron de una vivienda en Dos Brazos de Río Tigre, en Puerto Jiménez de Golfito, Puntarenas. La casa pertenecía a Hauser, de 67 años, y quien tenía más de 20 años de residir en Costa Rica. Con él estaba su amigo Langmeier, de 65 años.

Dos meses después de la desaparición, las autoridades detectaron que había sangre en la casa. El 15 de marzo del 2011, en playa Ciénaga de Puerto Jiménez, el mar arrojó un bulto negro con restos óseos.

Los análisis forenses revelaron que parte de esos restos eran de Hauser, y, en mayo del 2011, las pruebas concluyeron que los otros huesos eran de Langmeier. Rojas cayó preso en setiembre del 2011.

Etiquetado como: