En cumplimiento de fallo de juez Roy Murillo

Por: Patricia Recio, Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 22 octubre, 2013

92 reos de la cárcel de San Sebastián, salieron este mediodía de ese centro penal para ser reubicados en otros recintos y programas semi institucionales, como parte del cumplimiento de la orden que dictó el juez de Ejecución de la Pena, Roy Murillo, para reubicar a 370 privados de libertad y así disminuir la sobrepoblación en dicha cárcel.

Actualmente, hay 2.947 reos sin condena, que descuentan prisión preventiva por orden de un juez penal. En la cárcel de San Sebastián hay 851 personas, con una sobrepoblación del 28%. | ARCHIVO / DANIELA LINARES.
Actualmente, hay 2.947 reos sin condena, que descuentan prisión preventiva por orden de un juez penal. En la cárcel de San Sebastián hay 851 personas, con una sobrepoblación del 28%. | ARCHIVO / DANIELA LINARES.

Según el subdirector de Adaptación Social , Reynaldo Villalobos, durante la tarde de este martes y la mañana del miércoles se movilizará un total de 180 reos de otros centros penales, incluyendo los 92 que ya salieron de San Sebastián.

Los movimientos seguirán por el resto de la semana en otros centros penales hasta completar los 370 y cumplir con la orden.

Villalobos, indicó que no se cuenta con el detalle de los módulos a los que pertenecen los priosioneros que fueron sacados de la cárcel, y aseguró que no quedarán en libertad, sino que se reubicará en otros cárceles o programas semi institucionales.

Muchos de ellos serán trasladados a otros centros de atención institucional en el país, dependiendo sus situaciones de arraigo, con el fin de que estén más cerca de sus familias.

El juez de Ejecución de la Pena, Roy Murillo, ordenó que 370 presos que tienen condena fueran trasladados a otros centros y que, de no

haber espacio, se dieran medidas semi institucionales (como dormir solo algunos días en la cárcel).

La orden del juez Murillo causó polémica días atrás en la Corte Plena, pues el magistrado de la Sala Tercera, Carlos Chinchilla, consideró

que el juez no estaba facultado para esas decisiones.

Otros magistrados lo contradijeron y, finalmente, la Corte reforzó la independencia de los jueces.