6 mayo, 2013

Un joven de apellidos Quesada Cortés, de 22 años, murió tras ser apuñalado en las piernas ayer en la madrugada al costado oeste del cementerio de Jiménez de Pococí.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó de que la víctima falleció producto de heridas propinadas en los muslos.

Las autoridades no tenían claras ayer las circunstancias en las que murió Quesada.

Sin embargo, informaron de que un vecino del lugar donde ocurrió el ataque contó que vio cuando un sujeto se bajó de un carro y forcejeó con Quesada.

El testigo agregó que el agresor se retiró repentinamente.

De acuerdo con los datos en poder de la Policía Judicial, Quesada registraba antecedentes judiciales por portación ilegal de arma, robo, hurto simple y asalto.