Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 24 mayo, 2013
 El 1.° de mayo se detuvo, en total, a diez jóvenes que protagonizaron disturbios. Cinco de ellos recibieron una multa. | MELISA FERNÁNDEZ / ARCHIVO.
El 1.° de mayo se detuvo, en total, a diez jóvenes que protagonizaron disturbios. Cinco de ellos recibieron una multa. | MELISA FERNÁNDEZ / ARCHIVO.

Un joven detenido por los disturbios que se presentaron durante la marcha del 1.° de mayo frente a la Asamblea Legislativa fue condenado ayer a dos años y 11 meses de prisión.

Se trata de Esteban Andrés Boza Obando, de 23 años de edad, quien aceptó los cargos que se le imputaban y se sometió a un proceso abreviado. El joven fue sentenciado por los delitos de amenaza a funcionarios, agresión con arma y posesión de material explosivo.

La sentencia la dictó la jueza Kattia Campos Marín, del Tribunal de Flagrancia de Goicoechea.

El Tribunal comunicó que Boza no irá a prisión, pues goza del beneficio de la ejecución condicional de la pena por cinco años. Si durante ese tiempo incurre en alguna falta, sí deberá ir a la cárcel.

Por los disturbios del 1.° de mayo también fueron llevados a audiencia, el pasado 15 de mayo, Heiner Bonilla Chirolde y Pablo Romero Pizarro, ambos de 20 años de edad.

No obstante, ellos se acogieron a una medida alterna, que consistió en pedir perdón y comprometerse a pintar un área de la Asamblea Legislativa, donde se ubica la barra de prensa.