Al enterarse del caso familiares solicitaron un servicio a Uber en dirección cercana y dieron con el sospechoso

Por: Hugo Solano 9 abril, 2016

Un hombre de apellido Chinchilla, conductor de la empresa Uber, fue detenido por la Fuerza Pública ayer viernes como sospechoso de tocar a una pasajera de 17 años.

La detención se dio frente a unos condominios en Zetillal de Ipís, cantón de Goicoechea, según informó la Fuerza Pública en un comunicado de prensa.

En agosto del año pasado, poco después de iniciarse el servicio de UBER en nuestro país, la Policía de Tránsito decomisó en San José un Volkswagen y un Peugeot por la ilegalidad del servicio.
En agosto del año pasado, poco después de iniciarse el servicio de UBER en nuestro país, la Policía de Tránsito decomisó en San José un Volkswagen y un Peugeot por la ilegalidad del servicio.

De acuerdo con lo narrado a las autoridades por un conocido de la víctima, ella pidió un viaje desde San Pedro hasta Zetillal, donde se dieron los tocamientos a eso de las 9 p. m.

Aparentemente, Chinchilla le habría tocado las piernas cuando ella bajaba en el lugar y se retiró.

Una vez que el conductor se fue del sitio, los familiares de la víctima alertaron a la Policía y pidieron otro servicio de Uber en una dirección cercana a la que llegó el mismo conductor.

Cuando Chinchilla llegó, fue sorprendido por oficiales de la unidad 1972 de la Fuerza Pública, que lo esperaban ahí junto con la víctima para el reconocimiento.

El caso quedó a la orden del Ministerio Público con el respectivo parte policial.

Rocío Paniagua, vocera de Uber para Latinoamérica, manifestó que no tenían ningún reporte sobre esta situación.

"Como siempre, colaboraremos con las autoridades en cuanto lo soliciten", dijo Paniagua vía correo electrónico.

Información actualizada a las 5:55 p.m.

Etiquetado como: