Sospechosa se encargaba de pagar reclamos por seguro de autos.

Por: Hassel Fallas 17 febrero, 2013

Una funcionaria del INS será denunciada penalmente por la institución por transferir indebidamente ¢105 millones a cuentas bancarias de terceros.

La empleada se desempeñó como oficial de reclamos del seguro de automóviles en la agencia de Heredia hasta el jueves pasado, cuando fue despedida.

La mujer habría aprovechado su potestad de hacer los pagos para desviar el dinero a sus cómplices, según una pesquisa del INS.

Esa investigación derivó el viernes en un allanamiento de la sucursal por parte de agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) quienes buscaron documentos e indicios que sustenten la acusación del INS.

Guillermo Constenla, presidente ejecutivo del Instituto, aseguró ayer que la Dirección Jurídica y la Sección de Investigaciones de la entidad estructurarán la acusación por el delito de peculado.

“La directriz es de cero contemplaciones. Queremos que la gente en el INS sepa que este tipo de actuaciones recibe una respuesta muy contundente e inmediata; se despide a la persona, y que se defienda en los tribunales”, manifestó Constenla.

El presidente del Instituto dijo desconocer el nombre de la sospechosa. “Me limité a ordenar que la despidieran y que pidiesen la intervención del OIJ”, agregó.

Las sospechas comenzaron el lunes pasado, cuando una auditoría alertó de pagos anormales hechos por la hoy exempleada.