Hospital México aseguró capacidad para recibir a pacientes del Monseñor Sanabria

Por: Gloriana Corrales 5 septiembre, 2012

San José (Redacción). Los hospitales Calderón Guardia, San Juan de Dios, México y Nacional de Niños otorgaron hoy la salida a pacientes en condición estable para recibir a pacientes del hospital Monseñor Sanabria, en Puntarenas, que requieran cuidados especializados.

La medida forma parte del protocolo de emergencias que manejan los centros médicos en caso de terremoto.

Hasta las 4:30 p.m., el hospital México había recibido a 25 pacientes trasladados en ambulancia desde el centro médico de Puntarenas, el cual fue desalojado debido al deterioro que ocasionó el terremoto en su infraestructura.

La encargada de prensa del centro médico de La Uruca, Susana Saravia, confirmó el ingreso de ocho embarazadas, tres personas que requieren ventilación mecánica y otros pacientes para cirugía.

La presidenta ejecutiva de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), Ileana Balmaceda, aseguró que el hospital México cuenta con capacidad instalada para recibir a pacientes los necesiten ser trasladados desde Guanacaste y Puntarenas.

Además, se cancelaron las cirugías de menor prioridad para asegurar espacio en los quirófanos y en los cuartos de observación. Los pacientes serán contactados en los próximos días para la reprogramación correspondiente.

Por su parte, el director del Hospital Nacional de Niños, Rodolfo Hernández, indicó que ese centro ya recibió a dos recién nacidos de Puntarenas, quienes fueron traslados vía terrestre, en compañía de un pediatra.

El hospital Monseñor Sanabria es el que reporta mayores daños y fue evacuado en su totalidad, pues quedó sin fluido eléctrico tras el sismo de 7,6 grados en la escala de Richter que azotó esta mañana a la Península de Nicoya.

Esta tarde, el hospital Max Peralta, en Cartago, retomó las cirugías, pues las autoridades de ese centro tomaron la decisión de suspenderlas durante la mañana mientras se descartaban daños.