Las autoridades dicen que el detenido es el único sospechoso del caso

 14 octubre, 2012
 En la escuela de Santa Rosa de Pocosol, donde el menor cursaba el tercer grado, colocaron dos lazos blancos en señal de luto. | CARLOS HERNÁNDEZ.
En la escuela de Santa Rosa de Pocosol, donde el menor cursaba el tercer grado, colocaron dos lazos blancos en señal de luto. | CARLOS HERNÁNDEZ.

Pocosol, San Carlos. Un hombre que causó un incendio en el que murieron su esposa y su nieto, se encuentra grave en el hospital de San Carlos, Alajuela.

El sujeto fue llevado en condición delicada a ese centro médico el viernes, luego de que las autoridades atendieran el siniestro.

Aparentemente, el hombre, de apellido López, ingirió una sustancia venenosa ese día con el objetivo de quitarse la vida.

Las autoridades del hospital comunicaron ayer que López se encuentra internado en la Unidad de Cuidados Intensivos y que su condición no ha mejorado.

El suceso en el que murió su familia ocurrió a eso de las 6 a. m., a 30 metros de la esquina nordeste del parque de Santa Rosa, en Pocosol.

Las autoridades comunicaron que, al parecer, el relojero de 53 años de edad incendió la casa en la que vivía con su esposa, Margarita Carazo Leiva, de 51 años, y su nieto de nueve años de edad.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó de que López está siendo custodiado en el centro médico por oficiales de la Fuerza Pública debido a los cargos que se le atribuyen.

Único sospechoso. Yanory Ugalde, funcionaria del OIJ, informó de que López es el único sospechoso de provocar el incendio.

Agregó que, si el hombre es dado de alta en el centro hospitalario, será presentado ante la Fiscalía.

Las autoridades desconocen el motivo por el que el individuo decidió quemar su casa.

Los vecinos de las víctimas se mostraron ayer consternados ante la tragedia.

Eliseo Rodríguez, vecino de la comunidad, recordó que la pareja tenía un comportamiento normal; además, comentó que la mujer salía poco de la casa.