Sucesos

Hecho ocurrió en playa bonita, limón, hace cuatro años

Tres hermanos van a juicio por homicidio

Actualizado el 24 de febrero de 2013 a las 12:00 am

Víctima falleció tras recibir un balazo en los testículos durante un baile en discoteca

Cinco testigos que vieron el homicidio declararán en Tribunal Penal de Limón

Sucesos

Tres hermanos van a juicio por homicidio

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Steven Ernesto Jiménez Cano  era padre de dos niños y tenía 25 años de edad, cuando ocurrió  el homicidio en Playa Bonita de Limón. | ARCHIVO.
ampliar
Steven Ernesto Jiménez Cano era padre de dos niños y tenía 25 años de edad, cuando ocurrió el homicidio en Playa Bonita de Limón. | ARCHIVO.

Tres hermanos de apellidos Muñoz Ewers deberán presentarse ante el Tribunal Penal de Limón a partir del próximo 25 de febrero como sospechosos del asesinato de Steven Ernesto Jiménez Cano.

Los hechos ocurrieron en horas de la noche del 1 de febrero del 2009, dentro de una discoteca en la localidad de Playa Bonita de Limón.

Presuntamente, la víctima quien contaba con 25 años, ese día disfrutaba de un baile. En un momento dado, tres sujetos lo increparon y le propinaron golpes en su cuerpo. Finalmente, uno de los sujetos sacó un arma y le disparó.

Al lugar se presentó una Unidad de la Cruz Roja y debido a su condición delicada, lo trasladaron hasta el Hospital Tony Fación de Limón, donde falleció.

Según el informe médico, Jiménez murió de un impacto de bala que le entró por los testículos y le llegó hasta la columna.

Los doctores del Hospital Tony Facio de Limón intentaron detener la hemorragia; sin embargo, no superó la operación y falleció cinco horas después del suceso.

De acuerdo con testigos que declararán durante el debate, todo se inició luego de una discusión por una muchacha que era prima de la víctima, quien estaba con los supuestos homicidas. Cuando Jiménez Cano pasó y la saludó, los sospechosos se molestaron y le reclamaron.

La muchacha le aclaró a los hermanos que el que la estaba saludando era primo de ella y que se calmaran.

Sin embargo, cuando ella se fue, se volvió a formar la discusión hasta que uno de los hermanos sacó el arma, se la puso entre las piernas a Jiménez, disparó y lo hirió de muerte en los testículos.

Jiménez tenía dos años de trabajar como agente de ventas en un almacén de electrodomésticos.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Tres hermanos van a juicio por homicidio

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota