Para el juez, sujeto podría salir del país, sobre todo porque la plata no aparece

Por: Carlos Arguedas C. 7 febrero, 2013

El gerente de la agencia del Banco Nacional en Santa Teresa de Cóbano, Puntarenas, deberá permanecer tres meses en prisión preventiva, ratificó ayer el Tribunal Penal de Juicio de Goicoechea.

La medida la adoptó el juez Álvaro Burgos Mata, al considerar que al imputado le falta arraigo y que, por tanto, existe el peligro de fuga, unido a que tampoco han aparecido los ¢375 millones que fueron sustraídos de la oficina.

La resolución de Burgos se dio a conocer al mediodía, luego de una audiencia que se realizó en los Tribunales de Goicoechea.

El implicado en esta causa es Juan Carlos Quesada Salas, de 43 años, a quien el Ministerio Público atribuye el delito de peculado, que es la sustracción de bienes públicos dados en custodia.

Al implicado se le atribuye sacar ¢375 millones el pasado 19 de enero de la agencia del Banco Nacional en Santa Teresa. Tras cuatro días en fuga, Quesada se entregó a las autoridades.

En ese momento alegó que había tomado el dinero porque varios individuos, que no identificó, lo tenían amenazado. Agregó que la plata se la dio a los desconocidos.

Asimismo, las autoridades verificaron que, en ese lapso, el individuo salió hacia Nicaragua de manera ilegal.

Conforme. José Miguel Villalobos, uno de los defensores de Juan Carlos Quesada, se mostró conforme con la resolución del Tribunal.

“El juez Álvaro Burgos hizo un buen análisis, y lo más importante es que consideró que tres meses es un tiempo prudencial para que la Fiscalía concluya la investigación”, manifestó el abogado.

Agregó que Burgos no analizó si el delito era peculado o hurto, pues ese tema lo deben determinar en otro momento del proceso.

Quesada deberá permanecer preso hasta el 25 abril.

Por su parte, Fernando Naranjo, gerente general del Banco Nacional, aclaró que la entidad no cuenta con un seguro para cuando un director de una agencia bancaria sustrae dinero.

“Tenemos en este caso un sistema de provisiones propias que todos los años el Banco hace con reservas como garantías. No hay seguro que cubra esta pérdida”, aseguró el funcionario.