Víctima tenía los pies y las manos amarradas, informó la Fuerza Pública

Por: Katherine Chaves R. 16 septiembre, 2012
 Los vecinos se mostraron sorprendidos por el fallecimiento de Javier Gurdián Astúa. | WILBERTH HERNÁNDEZ PARA LN
Los vecinos se mostraron sorprendidos por el fallecimiento de Javier Gurdián Astúa. | WILBERTH HERNÁNDEZ PARA LN

Un peón encontró el cuerpo sin vida de un ganadero, atado de pies y manos y con un balazo en la cabeza, según confirmó la Fuerza Pública.

El trabajador hizo el hallazgo a las 5:30 a. m. de ayer en una hacienda ubicada en Los Cartagos, cantón de Santa Bárbara, Heredia. El lugar está cerca de Varablanca, en las faldas del volcán Poás.

La víctima mortal era Javier Gurdián Astúa, de 51 años, propietario de la finca en donde lo encontraron sin vida.

Las autoridades no revelaron la identidad del peón.

José Vázquez, jefe policial en Los Cartagos, informó de que el fallecido estaba tendido detrás de la puerta principal de la vivienda.

“Dentro de la propiedad funcionaba una lechería. El peón lo encontró cuando fue a dar cuentas del proceso de ordeño que se hizo durante la madrugada.

”Cuando llegó, encontró al ganadero tirado en el piso justo en la entrada de la casa”, comentó.

Por su parte, Juan José Andrade, director de la Fuerza Pública, manifestó que la causa de la muerte pudo ser el impacto de bala que recibió en su cabeza.

“El balazo lo pudo haber dejado sin signos vitales. Creemos que esa es la causa de su muerte. Nosotros nos apersonamos solo para custodiar la escena.

”Ahora, la investigación está en manos del OIJ”, dijo.

Los vecinos se mostraron asombrados por la noticia.

Rosario Oviedo, amiga y conocida del fallecido, expresó que Gurdián era una buena persona.

“Él era trabajador, bondadoso y, lo más importante, no se metía con nadie. No entiendo qué pudo pasar”, declaró.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) trasladó el cuerpo a la Morgue Judicial en Heredia.

Etiquetado como: