Sucesos

Buenos Aires, Puntarenas

50 gallos de pelea decomisó la Policía

Actualizado el 02 de mayo de 2012 a las 12:00 am

Sucesos

50 gallos de pelea decomisó la Policía

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Uno de los corrales se ubica en el distrito de Volcán. | WÁLTER BEITA
ampliar
Uno de los corrales se ubica en el distrito de Volcán. | WÁLTER BEITA

Buenos Aires. Oficiales de la Fuerza Pública y funcionarios del Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) decomisaron 50 gallos de pelea de dos corrales clandestinos en Buenos Aires de Puntarenas.

El operativo se realizó el lunes a eso de las 12:30 p. m.

Uno de los establecimientos se encuentra en la ciudad de Buenos Aires, a 400 metros de la delegación policial. Allí, las autoridades confiscaron 35 animales.

El otro local, en el que se hallaron 15 gallos, está ubicado en el distrito de Volcán. En ese lugar, la Policía también descubrió cuatro matas de marihuana.

Según la denuncia anónima que recibió la Policía, recientemente se había celebrado una pelea en ese corral. Los propietarios de las galleras son de apellidos Martínez y Montero.

Negocio ilegal. El pasado 28 de abril, la Policía también allanó un local clandestino que se empleaba como gallera en la localidad de Tuba Creek, Limón.

Las autoridades decomisaron ahí 55 gallos de pelea y 35 huevos de tortuga listos para consumo.

Los oficiales ingresaron al establecimiento justamente cuando se realizaba una pelea de gallos.

Ese tipo de prácticas están prohibidas en el país por ley desde 1922. La legislación establece un castigo de ¢100 o el arresto por 120 días para los jugadores.

Días atrás, el exjefe de la fracción legislativa del Partido Movimiento Libertario, Danilo Cubero, admitió ser un amante de las peleas de gallos.

El legislador arguyó que la actividad es una herencia familiar que le dejó el abuelo y que él lo ve como una especie de deporte.

  • Comparta este artículo
Sucesos

50 gallos de pelea decomisó la Policía

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota