Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 23 enero, 2013

Abigaíl Salas, la madre de Juan Carlos Quesada Salas, esperaba la visita de su hijo durante el fin de semana.

Ella vive en Tilarán, Guanacaste, de donde es oriundo el gerente del Banco Nacional en Santa Teresa de Cóbano, Puntarenas, quien es buscado por el hurto de ¢378 millones en esa agencia.

Gerardo y Mauricio Quesada, hermanos del sospechoso, recordaron que él llamó a su madre el jueves y le dijo que la visitaría entre el sábado y el domingo. “Hace mucho no venía; ella le estuvo preparando comida, pero él nunca llegó”, narró el segundo de ellos.

Los familiares recordaron que llamaron insistentemente al teléfono celular de su hermano, pero este no respondió.

Ante ello, se comunicaron con las autoridades del Banco Nacional. “A nosotros, que somos la familia, nos costó obtener información de lo que estaba pasando”, dijo Gerardo Quesada.

“Imagínese la preocupación de la madre. Si él hizo algo malo, yo quiero decirle que se entregue”, agregó.

La familia también detalló que el funcionario es soltero y no tiene hijos.

Etiquetado como: