Entrada y salida está prohibida a 17 kilómetros del cráter, en el poblado La Pastora

Por: Esteban Mata Blanco 12 marzo, 2015
Un retén de la Fuerza Pública a la altura del restaurante Montaña de Fuego, unos dos kilómetros al norte del poblado La Pastora, en Turrialba, impide salida de personas y ganado de la zona de peligro en las cercanías del volcán Turrialba.
Un retén de la Fuerza Pública a la altura del restaurante Montaña de Fuego, unos dos kilómetros al norte del poblado La Pastora, en Turrialba, impide salida de personas y ganado de la zona de peligro en las cercanías del volcán Turrialba.

Un retén de la Fuerza Pública a la altura del restaurante Montaña de Fuego, unos dos kilómetros al norte del poblado La Pastora, en Turrialba, impide salida de personas y ganado de la zona de peligro, en las cercanías del volcán Turrialba, que este jueves registró la erupción más importante desde que comenzó su actividad en 1996.

La orden que tienen los oficiales de la Policía es no dejar pasar a nadie, lo que impide el acceso de los vecinos a sus casas y la evacuación de personas o ganado.

El retén afecta incluso el trabajo de vulcanólogos de la Universidad de Costa Rica (UCR), como Gino González, quien está varado en este punto a 17 kilómetros del cráter del volcán.

La confusión es tal, que ni siquiera un vehículo de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) pudo pasar por directrices de esta misma institución.

Otras de las afectadas es la lugareña Sol García, trabajadora del sector turismo que bajó a Santa Cruz de Turrialba a recoger a sus hijos a la escuela y ahora no puede llevar a su casa con los cuatro niños entre los uno y los años.

Los vulcanólogos prevén que las erupciones del volcán Turrialba continúen durante este jueves y mañana, luego de que desde las 11 a. m. comenzaran una serie de explosiones de ceniza que se han expandido hasta San José, Heredia y Alajuela.