Solicitó para autor intelectual 70 años de cárcel y para dos ‘gatilleros’ 60 años

Por: Carlos Arguedas C. 10 mayo, 2013
 El fiscal Henry Moya (al fondo) presentó la petitoria durante la audiencia del miércoles. Lo acompaña Federico Campos, quien representa a la familia de Jacques Cloutier, el ganadero asesinado. | ANDRÉS GARITA
El fiscal Henry Moya (al fondo) presentó la petitoria durante la audiencia del miércoles. Lo acompaña Federico Campos, quien representa a la familia de Jacques Cloutier, el ganadero asesinado. | ANDRÉS GARITA

La Fiscalía pidió fuertes penas para tres individuos a quienes atribuye la muerte de un ganadero y un peón en Quebrada Amarilla de Jacó, en Garabito, Puntarenas, el 14 de mayo del 2011.

Esta fue la solicitud que hizo el fiscal Henry Mora durante la audiencia del miércoles en la tarde, como parte del juicio que por este caso se realiza en los Tribunales de Puntarenas.

Las víctimas son el ganadero de origen canadiense Jacques Cloutier, de 59 años, y el peón costarricense Luis Antonio Angulo Díaz, de 70 años.

El representante del Ministerio Público pidió al Tribunal imponer 70 años de prisión a uno de los implicados, de apellido Guerrero, al que atribuyó la planificación del homicidio. A él se le atribuyen dos delitos de homicidio calificado y uno de administración fraudulenta.

En tanto, para otros dos individuos, de apellidos Torres y Navarro, pidió castigos de 60 años de cárcel para cada uno por dos delitos de homicidio calificado. Ellos, supuestamente, fueron quienes dispararon contra las víctimas.

Por su parte, el abogado Federico Campos, quien representa a la familia de Cloutier, no solo respaldó la petitoria del Ministerio Público, sino también demandó que se condene a los tres acusados a pagar ¢500 millones de manera solidaria, por el daño material y moral, que provocaron con el doble asesinato.

La acusación fiscal señala que el conflicto que motivó el homicidio comenzó cuando Cloutier dejó en custodia 520 reses en una propiedad de Guerrero, pero este hombre, presuntamente, comenzó a disponer del ganado.

Cuando Cloutier se enteró de la situación, buscó a Guerrero para que le aclara lo sucedido; sin embargo, el individuo lo evadió.

Debido a los reclamos, Guerrero presuntamente planeó la muerte del ganadero en un centro turístico en Alajuela, pero el objetivo no se cumplió.

Días después logró llevarlo a Quebrada Amarilla, donde se perpetró el crimen, según la acusación del Ministerio Público.

Durante la audiencia de ayer en la tarde, les correspondió a los tres abogados defensores exponer los argumentos.

El Tribunal de Juicio que dictará sentencia lo integran Nancy Fernández, Eva Mora y Roberto Sobrado (quien preside).