Le atribuyó cuatro delitos de abuso sexual y una violación

Por: Carlos Arguedas C. 26 abril, 2013

San José (Redacción). La fiscala, Susana Pineda Ledezma pidió este viernes una pena de 22 años de prisión para el sacerdote, Jaime Cerdas Alvarado, por los delitos de abuso sexual y violación presuntamente cometidos en perjuicio de un monaguillo, de 13 años de edad.

La solicitud la presentó al Tribunal de Juicio de Pavas, durante la etapa de conclusiones en un debate en el cual se juzgan hechos, presuntamente, sucedidos entre el año 1999 y el 2000, ocurridos en Barbacoas de Puriscal, San José.

Pineda mencionó que con las pruebas aportadas en el proceso se puede considerar al acusado como responsable de cuatro delitos de abuso sexual y de una violación.

Por su parte, el abogado defensor, Alberto Napoleón González, al pedir la absolutoria para el sacerdote dijo que durante el juicio no se probó que los delitos se hubieran perpetrado.

Antes de cerrar el juicio, la víctima, que hoy tiene 27 años de edad, dijo que todos los hechos denunciados son reales y que no es fácil ni siquiera en este momento tener que enfrentar este proceso.

Por su parte el sacerdote, calificó las denuncias como infundadas y dijo que durante todos estos años del proceso han sido muy difíciles.

Agregó que hoy día no tiene que esconderse de nadie y que en los 20 años de sacerdocio siempre ha actuado en el campo de la honestidad y la decencia.

Etiquetado como: