Fiscalía de país europeo les achacó los delitos de pago de sobornos y fraude

Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 17 mayo, 2013

Tres ejecutivos finlandeses que estaban acusados en ese país europeo de pagar sobornos en Costa Rica por el caso Caja-Fischel, fueron absueltos el lunes.

Ellos son Peter Tchernych, Esa Kupiainen y Kari Visti, exdirectivos de la firma Instrumentarium Medko Medical (ahora GE Healthcare), la cual vendió equipos médicos a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

El fiscal Jukka Rappe les achacaba los delitos de pago de sobornos y fraude, ambos en modalidad agravada, y relacionados con el reparto de comisiones de un préstamo de $39,5 millones que Finlandia le otorgó a la Caja en el 2001 para la compra de equipos médicos.

Por esa causa, el Tribunal Penal de Juicio de Goicoechea condenó en el 2009 al expresidente Rafael Ángel Calderón Fournier y a otras seis personas, que recibieron comisiones ilegales. Después, la Sala Tercera redujo la pena de cárcel a Calderón de cinco a tres años.

En el caso de los tres empresarios finlandeses, la Fiscalía les atribuía haber girado $8,7 millones a su socio costarricense, la Corporación Fischel, para que esta sobornara a funcionarios.

No obstante, el Tribunal de Juicio de Helsinki (capital de Finlandia) consideró que la prueba aportada era contradictoria y no se demostraron los delitos acusados.

Asimismo, indicó que no había elementos que probaran que los exdirectivos conocían de las intenciones que tenían otras personas para realizar la actividad delicitva, según se manifiesta en el fallo.

La sentencia la dictaron los jueces Markku Saalasti, Timo Niemi y Mitja Korjakoff y fue enviada a este medio por la comunicadora finlandesa Minna Knus Galán, quien sigue el caso.

Falta de testimonios. Según dijo Knus, analistas de Finlandia consideraron que la sentencia se vio afectada por la ausencia de testimonios de costarricenses, como el del expresidente de la Corporación Fischel, Wálter Reiche.

“El fiscal creía que él iba a venir, se había hablado con él, pero luego no vino y tampoco testificó por videoconferencia”, dijo Knus.

Esa comparecencia estaba programada para el 30 de enero, pero Reiche declinó de ir.

La comunicadora agregó que ninguno de los otros convocados asistió. Ellos eran el expresidente Calderón, el expresidente de la CCSS Eliseo Vargas, el exdirectivo de la Caja Carlos Castro Charpentier, el exconsultor de la misma entidad Alfredo Azofeifa Alvarado y el abogado Neftalí Garro Zúñiga.

Ayer se intentó hablar con el abogado del exmandatario, Juan Marcos Rivero, pero no fue posible localizarlo.