Acusados de pagar dádivas

Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 16 mayo, 2013
 Wálter Reiche fue llamado a declarar en Finlandia, pero desistió. | ARCHIVO
Wálter Reiche fue llamado a declarar en Finlandia, pero desistió. | ARCHIVO

San José (Redacción). Tres exdirectivos de la compañía finlandesa Instrumentarium Medko Medical (ahora GE Healthcare) acusados en ese país de soborno y fraude por el sonado Caja-Fischel fueron absueltos el lunes.

Los imputados eran Peter Tchernych, Esa Kupiainen y Kari Visti, a quienes el fiscal Jukka Rappe les achacó esos delitos en relación con el reparto de comisiones de un préstamo por $39,5 millones que el Gobierno finlandés concedió en el 2001 a la CCSS para la compra de equipos médicos.

La compañía Instrumentarium vendió los equipos a la CCSS. La Fiscalía en Finlandia trató de probar que la compañía pagó dávidas para recibir el contrato. No obstante, el Tribunal consideró que la información era contradictoria y que, no se podía condenar a los imputados por hechos que ellos desconocían, según dicta la sentencia.

Esta información fue confirmada en primera instancia por la comunicadora finlandesa Minna Knus Galán, quien sigue el caso.

Ella indicó que en el fallo pesó la falta del testimonio de algunos costarricenses como el expresidente de la Corporación Fischel, Walter Reiche, a quien ese país había solicitado testificar.

La causa en Finlandia surgió a raíz del caso en Costa Rica por el que el Tribunal Penal de Juicio de Goicoechea condenó en el 2009 al expresidente Calderón y a otras seis personas, por recibir comisiones ilegales a cambio de la aprobación del crédito para comprar el equipo. La Sala Tercera bajó la pena de cinco a tres años.

Etiquetado como: