Demanda la presentaron en las conclusiones del juicio en Goicoechea

Por: Carlos Arguedas C. 11 diciembre, 2012
Pantalla completa Reproducir
1 de 3

La familia de una joven que en abril del 2008 murió aplastada por la carreta de un furgón que volcó en San Vicente de Moravia, solicitó el pago de ¢972 millones.

La petición la presentó ayer el abogado Luis Alberto Carrillo Delgado para que la paguen de manera solidaria el Estado, la empresa dueña de la carreta, la persona que aparece como propietaria del furgón, la empresa Constructora Meco y el chofer.

Esta gestión se hizo durante las conclusiones del juicio sobre el accidente en el que murió Andrea Saborío Alfaro, de 24 años, que se realiza en el Tribunal de Juicio de Goicoechea.

Poco antes, la fiscala Andrea Víquez Carrillo había solicitado seis años de cárcel y que se inhabilite para conducir vehículos durante cuatro años al chofer del furgón, Jorge Morera.

La pena es como sospechoso de los delitos de homicidio culposo y y lesiones culposas, pues en el accidente también resultó herida María Fernanda Rojas Rojas, que en aquel momento tenía 25 años.

Hechos. El accidente se produjo cuando el furgón, que transportaba banano y viajaba de San Blas hacia San Vicente de Moravia, se encontró con que realizaban trabajos en la carretera principal. El chofer intentó tomar una desviación y fue cuando volcó. La fiscala Andrea Víquez dijo ayer que el chofer conocía el lugar y sabía que no podía circular por esa calle anexa.

Las afectadas caminaban por la acera cuando les cayó la carga de banano. Andrea Saborío murió en el lugar, mientras que María Fernanda Rojas estuvo prensada 30 minutos y luego perdió “el 12% de su capacidad”, dijo la fiscala.

Tanto Andrea Víquez como el querellante Luis Alberto Carrillo reprocharon al chofer, así como a los dueños del furgón y de la carreta, pues se demostró en el debate que el conductor, en un lapso de diez años, tuvo 110 infracciones por manejar sin licencia y sin marchamo. “Tenía un total irrespeto a la leyes”, dijo Víquez.

Durante la tarde expusieron los defensores y, a las 6:30 p. m., se cerró el debate.

El Tribunal de Juicio fijó para hoy a las 9 a. m. la lectura de la sentencia.