Barco con 633 kilos que iba para México fue detenido en Bocas del Toro

Por: Carlos Arguedas C. 9 noviembre, 2012
Pantalla completa Reproducir
1 de 4

Un exoficial del OIJ permanece detenido en Panamá, luego de que las autoridades de ese país se incautaron 633 kilos de cocaína en un yate propiedad del tico.

La captura se ejecutó el 20 de octubre pasado cuando la embarcación se encontraba anclada frente a la isla Bastimentos, provincia de Bocas del Toro, en el mar Caribe de Panamá.

El implicado, Mauricio García Reyes, de 40 años, fue condenado el 21 de mayo del 2001 a descontar 12 años de prisión por el delito de homicidio simple cuando un comando de exagentes de la Policía Judicial mató al finquero Ciro Monge Mena.

El cuerpo de Monge, decapitado y sin manos, fue localizado el 31 de julio de 1997 en un guindo a orillas de la carretera Braulio Carrillo –que comunica a San José con Guápiles–, en Pococí, Limón.

Además de García, las autoridades panameñas también arrestaron a los costarricenses Alberto Sibaja Pérez, de 45 años, un vecino de El Cocal, Puntarenas, y a Romario Martínez González, de 20 años, originario de El Coco en Carrillo, Guanacaste.

‘Rana roja’. El operativo donde cayeron los tres ticos lo ejecutó la Unidad Antinarcóticos de la Policía Nacional de Panamá en conjunto con la Fiscalía de Drogas.

En un comunicado, la Policía panameña informó de que la acción forma parte de una operación de inteligencia denominada “Red Frog” (Rana Roja) y precisó que la droga estaba en una ‘caleta’, fabricada en el casco del yate Alimar. No se dieron mayores datos sobre el proceso que se sigue.

En tanto, la Policía costarricense confirmó que el yate Alimar salió de Playas del Coco y se presume cruzó el canal de Panamá para dirigirse a México.

La cónsul costarricense en David, Panamá, Flora Venegas, dijo que los ticos están recluidos en el Centro Penitenciario de David.

“Ellos, cuando los detuvieron, no declararon en espera de estar acompañados de un abogado. Ya lo tienen pero todavía no han rendido testimonio. Todavía no sé la fecha de la audiencia”, explicó.

La Policía costarricense informó de que tratan de obtener más datos sobre el caso para ahondar en las actividades de los detenidos.

El yate Alimar, según el Registro Nacional, pertenece a una sociedad presidida por Mauricio García Reyes.