OIJ analiza documentos y cilindros halladosen centro de reparto

 27 enero, 2013

Alajuela. Grettel Chacón Muñoz, de 33 años, es la tercera madre que fallece víctima de la explosión de gas que se produjo el lunes en la soda Don Luis, en barrio El Carmen, Alajuela.

Le sobreviven dos hijos, uno de tres años y otro de nueve. Trabajaba en el banco Citi en Alajuela desde hace algún tiempo y se desempeñaba en el departamento de servicio al cliente.

La mañana de ese día decidió ir con unas compañeras de trabajo a la soda, que era famosa por la olla de carne.

Las otras personas que murieron, como consecuencia de la explosión, fueron Marlene Castillo Vargas, de 51 años, y la modelo Genésis Murillo Alfaro.

Aún siguen internadas Deyanira Castillo Vargas, su hermana Ana Isabel y María Avellán Madrigal. También el hijo de Génesis Murillo, de tres años, quien sufrió quemaduras graves y se encuentra en el Hospital Nacional de Niños.

Investigación en curso. Mientras tanto, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) allanó el viernes el negocio de un hombre de apellido Calvo, de 62 años, quien trabaja como proveedor de la empresa Gas Zeta. L o detuvieron como el principal sospechoso de las lesiones y homicidios culposos.

En el local, las autoridades encontraron cilindros en mal estado –golpeados y oxidados– y se llevaron algunos documentos.

Según confirmó el abogado de la familia de Calvo, Manrique González Venegas, ese quedó en libertad, sin ninguna medida cautelar y no fue imputado.

Etiquetado como: