Fuerza Pública los detuvo cuando viajaban en un automóvil cerca de Bribrí, Talamanca

Por: Carlos Arguedas C. 2 marzo, 2013

San José (Redacción). Dos costarricenses detenidos hoy en un retén en el sector de Cataratas, en Bribrí de Talamanca, Limón, tenían evidencia que los podría relacionar con el asalto a un almacén en Panamá, hecho donde falleció una menor de 17 años.

José Domingo Cruz, jefe de la Policía de Fronteras en la región Caribe, dijo que los sujetos viajaban en un automóvil donde se encontró elementos suficientes para tener la presunción que participaron en el hecho.

Cruz dijo que únicamente podía decir que había una arma de fuego y munición de dos calibre, así como otros elementos que en este momento era mejor no darlos a conocer para no afectar las pesquisas.

La captura de estos sujetos se produjo a las 8 a.m. cuando los individuos circulaban entre Bribrí hacia Home Creek.

El caso con el cual se les relaciona se produjo hoy a la 1 a.m. en la localidad panameña de Las Delicias, que se ubica a unos dos kilómetros de Bribrí y que para llegar ahí solo hay que cruzar el río Sixaola.

Precisamente en ese pueblo, unos seis individuos llegaron hasta un almacén, donde luego de asaltarlo se produjo una balacera en la cual resultaron heridas cuatro personas, que pertenecen a la familia dueña del almacén.

Los heridos fueron sacados en lancha hacia Costa Rica y fueron llevados a la Clínica de Home Creek, donde se reportó que una de las afectadas de 17 falleció debido a un disparo que recibió en el pecho.

Los otros tres heridos se encuentran estables. En tanto el cuerpo de la adolescente fue trasladado a la Medicatura Forense en San Joaquín de Flores, en Heredia y luego será enviado a Panamá, informó el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Celso Gamboa, viceministro de Seguridad , dijo que se investiga si las personas detenidas tienen relación con dos asaltos cometidos el miércoles contra 18 turistas estadounidenses que estaban en el hotel Samasati en Home Creek y de otro atraco perpetrado el jueves en una casa de verano en Manzanillo que fue ne perjuicio de tres turistas canadienses.