Por: Lucía Vásquez 25 junio

H asta el martes 7 de junio del 2016, Oveth Gerardo Cruz era un héroe: el hombre que había fallecido por denunciar, en sus redes sociales, un caso de acoso callejero.

Cruz, de 22 años, había publicado un video en el que confrontaba a un sujeto acosando a una mujer en las calles de San José.

Dos días después, el 7 de octubre del 2015, el joven salió de su trabajo para ir a una supuesta entrevista en un medio de comunicación, cuando dos hombres lo apuñalaron.

Cruz estuvo internado 50 días antes de fallecer.
Cruz estuvo internado 50 días antes de fallecer.

Después de 50 días de estar internado en el Hospital Calderón Guardia, Cruz falleció a causa de un infarto, el 19 de noviembre, a las 6:18 p. m. Venganza. Esa era la obvia y más divulgada teoría que explicaba la causa de su asesinato.

La causa de su muerte, sin embargo, nada tenía que ver con ese incidente.

Hallazgos del Organismo de Investigación Judicial hicieron que el caso diera un giro inesperado.

“La ruptura de una relación amorosa fue el detonante que provocó el asesinato Gerardo Cruz Barquero”, publicó el diario en junio del 2016.

Asesinato de Gerardo Cruz Barquero
Asesinato de Gerardo Cruz Barquero

“Una mujer de 41 años de apellido Fonseca (examante del joven), fue quien ideó, con su hija de 19 años, de apellido Valerín, el plan para vengarse de Cruz”, agregó. “Ellas y cuatro hombres (sicarios e intermediarios) fueron detenidos este martes como presuntos responsables de la muerte del joven”.

Ambas se encuentran hoy recluidas en la cárcel Vilma Curling, antiguo Buen Pastor a la espera de su juicio.