16 febrero, 2013

Un empleado del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) fue detenido ayer en Siquirres, Limón, como sospechoso de cobrar más salario del que le correspondía.

El hombre, identificado por la Policía con el apellido Campos, es vecino de Turrialba.

De acuerdo con las autoridades, Campos tenía a cargo la supervisión de unas 12 máquinas en el Proyecto Hidroeléctrico Reventazón, en Florida de Siquirres.

Al parecer, el empleado aumentaba en los registros el número de horas de trabajo para luego cobrar la diferencia y obtener ganancias.

Investigadores del ICE se percataron de la situación y de que existía un faltante importante de dinero, por lo que interpusieron la denuncia ante el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Los agentes judiciales utilizaron ¢200.000 en billetes marcados que le fueron entregados al sospechoso por un contratista, y así determinaron su participación.

Las autoridades le atribuyen a Campos el delito de concusión, el cual tiene un pena de dos a ocho años de prisión. El OIJ trasladó al sospechoso al Ministerio Público, donde sería interrogado.

Etiquetado como: