Policía determinó que dos cráneos hallados tenían un impacto de bala

 4 febrero, 2013

Matina, Limón. Las osamentas de dos individuos aparecieron carbonizadas ayer en la playa Doce Millas, distrito de Carrandi, en Matina, Limón.

Tanto los huesos como algunos restos de bolsas plásticas y prendas de vestir estaban esparcidos en un radio de 50 metros.

Según informó el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), en el sitio había dos cráneos, separados por una distancia de tres metros, los cuales presentaban un orificio de bala.

Muy cerca de donde estaban los restos óseos, se halló un montazal donde aparentemente fueron quemados los dos cadáveres, ya que la vegetación se observaba afectada por el fuego.

Erick Calderón, subjefe de la Fuerza Pública de Limón, dijo que un vecino dio la alerta ayer, hacia las 10:30 a. m., y que la quema se habría producido hace tres días.

El oficial añadió que se sospecha de que las víctimas fueron asesinadas en otro sitio y las llevaron ahí para quemarlas. Los huesos pudieron haber sido movilizados del sitio original por animales.

Al sitio llegaron agentes de la Fuerza Pública, del OIJ, así como de la unidad canina, quienes realizaron una minuciosa inspección en el lugar, el cual se encuentra a una hora de Limón centro en una zona rural poco poblada.

Pese a que los agentes judiciales llegaron cerca del mediodía, la fiscala de turno que realizaría el levantamiento de los restos no estaría disponible hasta las 5 p. m., cuando se desocupara de una audiencia de solicitud de medidas cautelares para una banda desarticulada el sábado con dos rifles y cuatro pistolas, vinculada a asaltos, tentativa de homicidio y amenazas agravadas.

Osamentas. Según datos de la Medicatura Forense, seis de cada diez osamentas humanas halladas en el país en los últimos cinco años no han sido identificadas.

Según registros, del 2008 al 2012 hubo 77 hallazgos de restos óseos, de los cuales solo se identificó el 44% (34 casos), y en el 80% nunca se supo si fue un homicidio, suicidio o accidente.

Ahora, habrá que esperar los estudios antropológicos forenses para determinar el perfil biológico de los dos individuos y determinar a quiénes pertenecen.