27 febrero, 2013

Orotina. Dos menores de tres y seis años de edad lograron escapar de su vivienda antes de que esta fuera consumida por un incendio.

El hecho ocurrió ayer a eso de las 11 a. m. en un rancho de madera, de unos 60 metros cuadrados, ubicado en el barrio Los Mangos, en Coyolar de Orotina, Alajuela.

En esa casa residía desde hace dos años una mujer con sus dos niños. En el momento del siniestro, la madre había salido hacia la vivienda de una vecina, según manifestó a la Policía.

“Respondimos rápidamente a la llamada de emergencia, pero cuando llegamos al sitio, ya el fuego había consumido totalmente la vivienda. En un primer momento se nos dijo que había una persona adentro, pero dichosamente luego se descartó”, explicó Álvaro Salas, jefe de Bomberos de Orotina.

Leda Moreno, vecina de la zona, narró que ella escuchó una explosión y salió de su casa.

“Corrí hacia afuera y vi salir humo. Por dicha ya los niños habían salido y gracias a Dios no les pasó nada, pero fue un susto muy grande”, expresó la mujer.

Los bomberos de la localidad dijeron ayer que no se han determinado las causas del incendio. El Departamento de Investigación de esa entidad abrió un expediente con el fin de esclarecer lo sucedido.

Por su parte, la Fuerza Pública de la localidad remitió a la madre y a los menores al Patronato Nacional de la Infancia (PANI), donde se analizaría el caso.

Etiquetado como: