Por: Rónald Moya 29 enero, 2013

Dos mujeres, de apellidos Sánchez y Nelson, serán juzgadas mañana, por separado, por el Tribunal Penal de Alajuela, debido a que figuran como responsables de introducir droga en distintos centros penales del país.

En el primero de los casos, la imputada Sánchez ingresó al Centro de Atención Institucional Gerardo Rodríguez, en San Rafael de Alajuela, el 5 de mayo del 2012, con 30,3 gramos de picadura de marihuana, la cual llevaba de manera oculta en su cuerpo.

Según las autoridades, con esa cantidad se pueden confeccionar 151 cigarrillos de marihuana.

Y el otro caso se remonta al 5 de febrero del 2011, cuando la encartada Nelson llegó al centro penal La Reforma, en Alajuela, portando en su zona genital un envoltorio con 1,36 gramos de picadura de marihuana, con los cuales se pueden elaborar unos siete cigarrillos de la droga.

Estos dos juicios, por supuesta introducción de droga a un centro penal, se realizarán el mismo día pero por separado, al tratarse de causas judiciales individuales.

Etiquetado como: