Por: Carlos Láscarez S. 21 abril, 2013

Dos trabajadores de una compañía constructora resultaron con varias quemaduras luego de que, el viernes, fueron alcanzados por la descarga eléctrica de un rayo.

El hecho ocurrió a las 4:45 p. m., 300 metros al norte del cementerio de Barranca, en Puntarenas, según informó la Cruz Roja local y el Cuerpo de Bomberos de El Roble.

Porfirio Brenes Quesada, de 38 años de edad, y Marvin Jiménez Contreras, de 25, recibieron la descarga mientras permanecían debajo de una plataforma. Ambos esperaban a que terminara un fuerte aguacero.

Tras la caída del rayo, Jiménez presentaba quemaduras en los brazos y las piernas, mientras que Brenes sufrió quemaduras más graves, pues, al parecer, estaba mojado.

En el momento en el que ingresaba al hospital de Puntarenas, Jiménez comentó que solo recordaba que cayó al suelo.

“Estaba con un compañero en la construcción, en la parte baja de una grúa, esperando a que pasara la lluvia. De repente, escuché un estruendo y caí al suelo. Fue feo pasar por un golpe así”, dijo.

El cruzrojista Lidier Mora aseguró que se recibió una alerta de dos personas electrocutadas. Agregó que, cuando los paramédicos llegaron al sitio, determinaron que uno de los afectados se encontraba más grave.

Los dos hombres trabajan en lo que serán unas bodegas y oficinas para una compañía de cervezas.