Especialistas advierten sobre posibilidad de nuevas erupciones freáticas

Por: Carlos Arguedas C. 15 octubre, 2014

El martes el vulcanólogo Gino González hizo mediciones del temperatura con uan cámara térmica en la laguna caliente del Poás.
El martes el vulcanólogo Gino González hizo mediciones del temperatura con uan cámara térmica en la laguna caliente del Poás.

 Vulcanólogos de la Red Sismológica Nacional (RSN) pidieron este miércoles que se extremen las medidas de seguridad para los visitantes al Parque Nacional Volcán Poás.

En especial solicitan tener un control más estricto de las personas que padecen problemas respiratorios y que podrían verse afectadas por gases.

En un informe que emitieron este miércoles luego de analizar los últimos eventos ocurridos en el volcán, los especialistas advirtieron que: el escenario a corto plazo, que se desprende del análisis, es que continuarán las erupciones freáticas (de lodo y vapores) de diverso tamaño y que es muy difícil predecir qué tan grandes pueden ser sus dimensiones a futuro.

En un documento firmado por los vulcanólogos Raúl Mora Amador, Gino González Ilama, Carlos Ramírez Umaña y Yemerith Alpízar Segura, así como por el especialista en sismología Mauricio Mora, todos de la RSN de la Universidad de Costa Rica (UCR) afirmaron: “las erupciones freáticas sugieren que se están dando procesos de acumulaciones de presión en un corto período de tiempo”.

El volcán Poás que ha tenido una importante actividad desde marzo del 2006 con erupciones freáticas en la laguna de agua caliente, subió este mes la actividad.

El miércoles 8 de octubre generó una emanación de 300 metros de altura y el lunes 13 de octubre, hubo otra que alcanzó los 500 metros de altura.

“El lodo y ceniza llegaron al sector del mirador de turistas, al centro de visitantes y al parqueo, estos dos últimos se ubican a 1,5 km de distancia del lago caliente.

Loa materiales que salieron corresponden a “materiales no juveniles. Esto nos indica que las erupciones son freáticas, las más simples en donde no intervienen procesos de fragmentación. No hay presencia de magma”, concluyeron los especialistas.

Las medidas específicas, tras la recomendación de la Red Sismológica Nacional, las deberá tomar la Comisión Nacional de Emergencias.