Inspeccionarán la parte alta de la quebrada que atraviesa el pueblo para determinar si hay riesgos

Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 17 septiembre, 2013

Desde muy temprano de este martes los vecinos y comerciantes de Poasito, en Sabanilla de Alajuela, empezaron a limpiar las casas y locales del barro que las afectó, tras los fuertes aguaceros de este lunes.

Con retroexcavadoras, propiedad de los mismos vecinos, limpiaban a las 6 a. m. las vías, mientras que con palas sacaban la tierra que estaba dentro de los locales.

Juan Paniagua, vecino, indicó que por el momento desconocen si las autoridades de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) van a llegar a evaluar y a ayudarles. Mientras tanto la miembros de la comunidad se están organizando para subir a la montaña y ver el estado de la quebrada que pasa por el centro de Poasito, para evitar que se vuelva a llenar e inundarlos.

En la cooperativa Coopepoás, realizaban labores de limpieza este martes poco después de las 6 a. m.
En la cooperativa Coopepoás, realizaban labores de limpieza este martes poco después de las 6 a. m.

Sandra Alvarado, propietaria de una de las doce casas afectadas, contó que las familias pasaron la noche en unas cabinas que les prestó un vecino.

Este martes amanecieron sin agua en varios sectores, lo que dificulta las acciones de limpieza, afirmaron vecinos.