19 febrero, 2015

Dos niños de 8 y 9 años que jugaban con fósforos en un dormitorio, provocaron un incendio que destruyó dos viviendas y afectó otra de manera parcial.

El hecho se produjo a las 9:22 p. m. del martes 100 metros al oeste de la Clínica Almas, en Hatillo 6, San José, informó el Cuerpo de Bomberos.

De acuerdo con el reporte oficial, los menores se encontraban sobre una cama con los fósforos cuando se produjo el fuego. Los niños lograron salir a tiempo de la casa y resultaron ilesos.

En las viviendas destruidas, de construcción mixta (madera y cemento) habitaban 14 personas, de las que siete eran menores de edad. El área afectada fue de 196 metros cuadrados.

Ese incendio es el primero que ocurre este año provocado por niños que juegan con “material de fumador (fósforos o encendedores)”. En el 2014, fue la novena causa, con el 3,8 % de los casos investigados (seis de 182).

En noviembre pasado, por esta causa fallecieron tres menores en Tambor de Alajuela.