Luces mal colocadas y en exceso pueden provocar incendios

Por: Alexandra Araya M. 27 noviembre, 2014
El Cuerpo de Bomberos insiste en que familias tomen las medidas de prevención durante la colocación de luminarias fuera y dentro de las viviendas en esta época navideña.
El Cuerpo de Bomberos insiste en que familias tomen las medidas de prevención durante la colocación de luminarias fuera y dentro de las viviendas en esta época navideña.

De acuerdo con informes del Cuerpo de Bomberos, una importante cantidad de incendios que se registran en diciembre son causados por excesos de luces navideñas y sobrecargas en los tomacorrientes.

Según registros de los Bomberos, el 35% de los incendios en viviendas son provocados por cortos circuitos, muchos provocados por daños en el sistema eléctrico, por lo aconsejan no sobrecargar regletas o tomacorrientes con varias conexiones.

La incidencia de incendios en la época navideña motiva al Cuerpo de Bomberos a pedir cuidados adicionales a la hora de efectuar una instalación eléctrica.

"Hacemos un llamado a la prevención en esta época navideña, para que las personas mantengan una especial vigilancia en el hogar, a fin de erradicar todas aquellas prácticas peligrosas que puedan provocar una tragedia que convierta la alegría en dolor y tristeza", manifestó Héctor Chaves, director del Cuerpo de Bomberos.

Datos estadísticos reflejan que el pico de incendios se registra entre los meses de marzo y abril, baja en mayo y nuevamente la cifra sube en diciembre.

Del 2012 al 2013, los incendios estructurales aumentaron en un 4% en diciembre, al pasar de un total de 99 en el primer año, a 103 en el segundo. Para enero de 2012 se registraron 107 incendios, mientras que para el mismo mes del 2013 la cifra llegó a 116, es decir, un 8,4% más.

Consejos. Los Bomberos recomiendan a los costarricenses:

1. Verificar que se cuente con un sistema eléctrico idóneo en la vivienda para determinar posibles averías.

2. Comprar series que tengan seguridad certificada (con símbolo UL) y adquirirlas en un sitio seguro.

3. Colocar el árbol de Navidad lejos de las salidas, de forma tal que en caso de incendio, no obstaculice la evacuación.

4. Desechar los árboles naturales que se sequen antes de Navidad.

5. Cuidar los aleros de las viviendas si se va a armar una cocina improvisada, como para cocinar tamales, por ejemplo.

6. Nunca dejar pólvora al alcance de los niños y permitir su manipulación solamente a expertos.