Por: Carlos Arguedas C. 6 septiembre, 2015

Una red de estaciones de GPS, similar a la que el Ovsicori tiene en Nicoya, podría facilitar a las autoridades el conocer la ocurrencia de un tsunami .

Así lo dieron a conocer especialistas de Estados Unidos, Chile, Singapur, Grecia y el costarricense Marino Protti, en un artículo publicado, en junio pasado, en la revista científica Geochemistry, Geophysics, Geosystems .

De acuerdo con los datos proporcionados por Protti, la información que registran los GPS de un terremoto es precisa, no satura el aparato y, en caso de que pueda ser transmitida en tiempo real, permite determinar la magnitud del evento en 20 segundos.

Marino Protti revisó, en setiembre del 2012, una estación de GPS en Nicoya. | ALONSO TENORIO
Marino Protti revisó, en setiembre del 2012, una estación de GPS en Nicoya. | ALONSO TENORIO

Las estaciones sismológicas, en cambio, las que están muy cercanas al epicentro, se saturan y, entonces, se debe esperar a que la onda sísmica llegue a recintos más lejanos para determinar la magnitud. Por lo general, se tardan “varios” minutos en obtener el dato correcto.

“Eso es lo importante, porque si usted sabe que el terremoto es grande o está creciendo, le permite emitir la alerta de tsunami de forma rápida, y eso posibilita la evacuación de ciudades”, manifestó Protti.

El especialista hizo ver que en nuestro país, para que el sistema de GPS transmita los datos en línea, se requieren algunos avances tecnológicos.

“Podría ser que el sistema que estamos impulsando para Osa-Burica tenga esa capacidad de enviar datos en tiempo real”, comentó Marino Protti.

Etiquetado como: