Por: Carlos Arguedas C. 12 julio, 2014

En el sitio se formaron filas de seis kilómetros de carros. | ALONSO TENORIO
En el sitio se formaron filas de seis kilómetros de carros. | ALONSO TENORIO

Matina. La protesta de unas 100 personas vecinas de 28 Millas de Matina, Limón, complicó ayer la circulación de vehículos en la ruta 32, que comunica el centro de Limón con San José, cuando durante tres horas mantuvieron bloqueada esa vía.

Los manifestantes, que exigían la pavimentación de un camino vecinal, cerraron la carretera desde las 9 a.m. y la reabrieron a las 11:45 p.m.

Esta situación provocó que se formaran filas de carros, la mayoría furgones, de hasta seis kilómetros, lo cual molestó a decenas de conductores.

Johnny Russell Alfaro, uno de los vecinos de 28 Millas dijo que desde hace 12 años están solicitando al municipio de Matina que pavimente los seis kilómetros que hay entre esa comunidad y la ruta 32, pero siempre les han puesto excusas por las cuales no se puede realizar ese trabajo.

Agregó que con las inundaciones el camino se convierte en intransitable lo cual afecta a unas 1.500 personas que habitan en la comunidad.

Luego de dialogar con las autoridades municipales, las partes acordaron reunirse este martes para concretar los terminos en que se realizará la pavimentación.

Glenda Lee Robinson, vicealcaldesa de Matina dijo que de permitirlo el tiempo en los próximos días maquinaria procederá a emparejar el lastre y quitar los huecos. Mientras que dijo que la pavimentación sí tomará más tiempo pues deben cumplir con una serie de requisitos legales que exige la legislación costarricense.

Agregó que este martes expondrán los planes, al tiempo que le informarán a la comunidad que el municipio cuenta con los fondos para hacer frente a ese trabajo.

La vicealcaldesa dijo que tienen 85 millones para ejecutar la obra. La Policía evitó enfrentamientos.