Por: Carlos Láscarez S. 27 noviembre, 2016
Oficiales de la Fuerza Pública llevaron una silla de ruedas a Adrián quien sufre de parálisis cerebral.
Oficiales de la Fuerza Pública llevaron una silla de ruedas a Adrián quien sufre de parálisis cerebral.

Upala

Kristtel Zúñiga Vega trabaja como oficial de la Fuerza Pública en el Alto de Guadalupe. Una noche vio en las noticias de que una persona afectada por el huracán Otto en Upala necesitaba una silla de ruedas. Era justamente la silla que hace dos meses dejó su madre cuando falleció.

A temprana hora del sábado, la oficial tramitó los permisos para ir a la zona norte y la madrugada de este domingo emprendió viaje hasta Upala para entregar la silla. Al llegar encontró que la persona a quien iba a ayudar ya tenía silla de ruedas y no quería dejarla por ahí sin saber si le darían un uso adecuado.

Estaba en esa incertidumbre cuando, por casualidad, se topó con la historia de Adrián Moncada, un niño de 9 años que padece parálisis cerebral y quien perdió su silla de ruedas en la inundación del jueves, en Moreno Cañas de Upala. De inmediato, Kristtel supo que su viaje no había sido en vano: la silla de ruedas tenía nombre y apellidos.

Pasaron apenas unos minutos para que la mujer policía, conmovida hasta las lágrimas, se fundiera en un abrazo con el pequeño Adrián quien respondió igual de emocionado.

El niño volvió a sentarse en una silla de ruedas. Su madre, Francisca Castillo, contó que cuando el huracán Otto los azotó, ella y sus cuatro hijos apenas lograron ponerse a salvo.

"El día de la llena, en la carrera por salir, la silla se quedó atrapada en el barro. Me asusté mucho porque estabámos sin electricidad, sin candelas, sin agua y sin pañales para el niño", comentó la mujer quien ahora se siente aliviada, pues no tenía ni comida y mucho menos para comprar una silla de ruedas.

Por su lado, Kristtel emprendió su viaje de regreso con la satisfacción de haber ayudado a cubrir una necesidad apremiante.

"Quería que la silla quedara en buenas manos y se que él la va a utilizar. Cuando lo vi se me vino a la mente mi mamá y mi hermano quien falleció en 1996", comentó la policía quien se trajo el número de teléfono para seguir en contacto con la familia upaleña.

Etiquetado como: