Situación implica monitoreo constante de material para determinar en qué fase está la erupción

Por: Hugo Solano 31 octubre, 2014
Los análisis de laboratoria revelan la presencia de magma en las erupciones del volcán Turrialba.
Los análisis de laboratoria revelan la presencia de magma en las erupciones del volcán Turrialba.

El Observatorio Sismológico y Vulcanológico de la Universidad Nacional (Ovsicori) confirmó esta tarde la presencia de magma en el material que arrojó el volcán Turrialba en las erupciones que comenzaron la noche del miércoles.

De acuerdo con Geoffroy Avard, vulcanólogo de Ovsicori, el material analizado con equipo especial es representantivo de las primeras 12 primeras horas de erupción y aunque la mayoría de su contenido son residuos viejos, los científicos encontraron desecho magmático (juvenil) que llegó a la superficie en pequeña proporción.

"Significa que el magma llegó a la superficie y el volcán no solo está emitiendo gas por desgasificación, sino que estos gases permitieron al magma subir", afirmó Avard a las 6:30 p. m. de este viernes.

"Ahora estamos en una situación que no sabemos cuanto puede durar, hay que ver y monitorear constantemente como cambia el material juvenil con relación al viejo en las erupciones posteriores", acotó.

Si la proporción de material nuevo aumenta significa que hay magma que quiere salir y se diría que está iniciando la actividad volcánica, pero si el material nuevo dismiuye sería muestra de que el volcán vuelve al estado de enfriamiento.

"El material recolectado el 30 de octubre en el cráter central y en los alrededores es principalmente un material alterado que proviene del edificio volcánico y fue removilizado, pero las observaciones en el microscopio esteroscopio y en el microscopio electrónico, permitieron identificar la presencia de material nuevo. Se encontraron minerales de Olivino y plagioclasas, que sugieren una composición magmática", dice un comunicado del Ovsicori.

En las últimas 24 horas hubo cuatro erupciones fuertes y varias pequeñas con explosiones incluidas.

El Turrialba sigue, en actividad y ahora se está ante un proceso magmático.

Los análisis químicos de laboratorio hechos con microscopio electronico ubicaron minerales de magma fresco e incluso partículas de un elemento verde llamado Oliciino, parecido a lo de erupciones de siglos anteriores en ese mismo coloso, puntualizó Avard.

Por su parte, el vulcanólogo Gino González que llegó como a las 11 a. m. a analizar la situación del Turrialba, dijo vía telefónica que hay una serie de explosiones y constantes delizamientos, así como mucha salida de ceniza muy oscura en el cráter.

En algunos puntos hay hasta tres metros de espesor de ceniza y muchos bloques se están desprendiendo", acotó.

Colaboró: Daniela Cerdas