Lluvias más fuertes cayeron en Cinchona de Alajuela

Por: Hugo Solano 29 mayo
Las fuertes lluvias hicieron que la calle que principal entre San Pedro y Los Yoses se inundara.
Las fuertes lluvias hicieron que la calle que principal entre San Pedro y Los Yoses se inundara.

Los aguaceros más fuertes de este lunes cayeron en Cinchona, en Sarapiquí de Heredia, donde, según confirmó el Instituto Meteorológico Nacional (IMN), los montos fueron de 100 litros por metro cuadrado.

San José no escapó al paso de la sétima onda tropical y se registraron montos de hasta 40 litros por metro cuadrado.

El cuerpo de Bomberos atendió anegamientos y casos de vehículos atrapados en el agua, en Calle Blancos de Goicoechea y en San Pedro de Montes de Oca.

De igual manera llovió fuerte en Coronado y en Guadalupe, donde las instalaciones del Liceo Napoleón Quesada sufrieron daños en techos, cielorasos y canoas de aulas, comedor y salón de actos, entre otros, lo que obligó a suspender clases en la tarde.

El director de distribución de energía eléctrica de la Compañía Nacional de Fuerza y Luz, Luis Fernando Andrés, dijo que en Coronado atendieron la noche de este lunes dos lugares sin electricidad, pero ya el servicio está restablecido.

En Los Sitios y el Alto de la Trinidad, en Moravia, también hubo afectación y en Paso Llano, en San José de la Montaña, Heredia, un árbol cayó sobre el tendido eléctrico y afectó cuatro tramos de línea primaria.

Para la noche de este lunes debe quedar arreglado el problema, pero hay entre 300 y 500 clientes perjudicados.

En San Pedro de Santa Bárbara de Heredia, la Cruz Roja atendió el caso de un hombre golpeado de forma indirecta por un rayo. Se trata de un vecino de residencial Marbella, quien se mantuvo conciente y no requirió traslado al centro médico.

En la región entre los volcanes Barva y Poás, entre Heredia y Alajuela, el IMN registró aguaceros de hasta 50 litros por metro cuadrado.

En Tronadora en Tilarán, los vecinos llevan seis días sin acueducto, ya que la anterior onda tropical lo dañó el jueves pasado.

Iván Brenes, director de la CNE y Juan Pablo Barquero, alcalde de Tilarán, estuvieron este lunes en la zona de deslizamientos en Tronadora, donde el acueducto sigue dañado.
Iván Brenes, director de la CNE y Juan Pablo Barquero, alcalde de Tilarán, estuvieron este lunes en la zona de deslizamientos en Tronadora, donde el acueducto sigue dañado.

Para este martes el municipio repartirá, de nuevo, agua en cisternas.

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) colaboró este lunes con la compra de materiales para la reparación de acueducto que podría reconstruirse por un sector menos inestable, según una recomendación de los ingenieros de Acueductos y Alcantarillados.

Las escuelas afectadas por sedimentos en Tronadora y Arenal Viejo también fueron limpiadas este lunes y ya se cerró el albergue donde permanecían desde el jueves 14 personas.

Unas 15 familias que vivían en la zona afectada fueron reubicadas en sitios más seguros y para ello se coordinó ayuda por medio del Instituto Mixto de Ayuda Social, informó el alcalde de Tilarán, Juan Pablo Barquero Sánchez.

Etiquetado como: