Por: Hugo Solano 22 agosto, 2016
En 1983 un terremoto de 7,3 grados sacudió Golfito, Osa y cantones aledaños. Fue sentido en todo el territorio nacional y hubo daños en edificicaciones como esta cantina en Osa . | ARCHIVO GN
En 1983 un terremoto de 7,3 grados sacudió Golfito, Osa y cantones aledaños. Fue sentido en todo el territorio nacional y hubo daños en edificicaciones como esta cantina en Osa . | ARCHIVO GN

El alcalde de Osa, Jorge Alberto Cole, indicó que desde el 2008 la municipalidad de ese cantón creó una oficina de riesgos.

La certeza de estar en una zona de alta sismicidad les lleva a realizar simulacros para que cada persona conozca las rutas de evacuación de edificios y los puntos seguros en cada uno.

Añadió que se imparten charlas de sensibilización a la población y a instituciones particulares sobre las fallas locales que se conocen, para evitar que se construyan edificaciones ahí, se respete el plan regulador y lo que establece la ley en materia de sismicidad.

El alcalde indicó que la comisión de riesgo municipal, en coordinación con la Cruz Roja y la Comisión Nacional de Emergencias, ya ha realizado simulacros en casos supuestos de temblores, incendios, deslizamientos y otras eventualidades.

Admitió que, por estar sobre un terreno menos sólido que el de otras partes del país, advierten a los arquitectos de que deben buscar rocas para rellenos de las construcciones en algunas zonas donde el suelo lo requiere.

Incluso, la Municipalidad tiene planeado construir varios puentes y, pese a que los costos aumentan, se exigen todas las consideraciones antisísmicas.

En cuanto a rutas de evacuación ante una emergencia sísmica, Cole dijo que hay una falla bien identificada que corre a lo largo de la carretera Costanera y que podría hacer colapsar esa ruta si se activa con un terremoto.

También hay problemas con la Interamericana Sur, porque entre Palmar Norte y Buenos Aires caen muchos aludes.

Por lo anterior, el alcalde estima que uno de los riesgos es quedar aislados en caso de que se presente un fuerte sismo.

Aeropuerto en el sur. “Hemos abogado desde hace muchos años por la construcción de un aeropuerto con carácter internacional que le permita a la zona tener una salida por aire, así como una entrada para el acceso de suministros”, expresó Cole.

Añadió que las pistas actuales son para avionetas pequeñas y tienen muchas limitaciones.

De igual manera, comentó que al Hospital Tomás Casas le falta equipo y especialistas para una situación de emergencia.

Ese centro médico, dijo Cole, aún en condiciones de normalidad, no logra satisfacer la demanda, por lo que llamó a las autoridades del sector a considerar ese aspecto de riesgo.

Etiquetado como: