Sacos de cemento y pequeños muros lograron evitar que el agua del estero ingresara a las viviendas

Por: Diego Castillo 29 octubre, 2015

Las mareas altas volvieron a la costa del Pacífico la madrugada de este jueves provocando inundaciones principalmente en las calles de Puntarenas, pero las medidas de los pobladores evitaron que el agua ingresara a sus viviendas.

A eso de las 3:30 a. m. el estero se desbordó debido al elevado nivel de la marea alta, provocando inundaciones en las calles de los barrios El Carmen, El Invu, El Cocal, Chacarita y 20 de Noviembre en el centro de Puntarenas.

El agua llegó hasta las viviendas pero no ingresó a ninguna gracias a los sacos de arena y pequeños muros que levantaron los vecinos en sus casas, aunque en ocasiones anteriores, esas mismas medidas no fueron suficientes para contener el paso del agua.

Las calles en los alrededores del mercado también se inundaron, pero el agua tampoco ingresó a ese inmueble, según contaron los residentes de la zona.

Omar Lizano, oceanógrafo del Centro de Investigación en Ciencias del Mar (Cimar), explicó que las mareas han sido menores a las que afectaron la costa del Pacífico a finales de setiembre de este año.

"Como estaba en las predicciones, la marea fue menor, alcanzó niveles de inundación en los barrios típicos de Puntarenas, pero sin afectaciones", indicó Lizano.

Otras partes afectadas por anegamientos fueron Jacó, Herradura y los pueblos costeros de Osa y Golfito.

Para este jueves se espera otra marea alta a las 4 p. m. con una altura de 3,06 metros, según las predicciones del Cimar. Para la madrugada de este viernes habrá una marea alta de 3,23 metros a las 4:19 a. m., luego habrá otra en la tarde, y dos más en la madrugada y tarde del sábado.

Las crecidas en las mareas se deben a la luna llena y el acercamiento de la Tierra al Sol, además de los efectos provocados por el fenómeno de El Niño.