Más de 100 personas eran atendidas anoche en albergues

Por: Carlos Arguedas C. 13 julio, 2015
Esther Bazán, junto a sus hijos Kristel y Esteban Alfaro, de 7 y 10 años, respectivamente, permanecían en una albergue en la escuela de Boca San Carlos. En tanto, otros pobladores como Rosario González y Kevin Ortíz sacaban pertenencias de sus casas para irse para el albergue debido a la amenaza de nuevas lluvias. Socorristas de Pital de San Carlos entregaron alimentos a Sergio Valladares. | ÉDGAR CHINCHILLA
Esther Bazán, junto a sus hijos Kristel y Esteban Alfaro, de 7 y 10 años, respectivamente, permanecían en una albergue en la escuela de Boca San Carlos. En tanto, otros pobladores como Rosario González y Kevin Ortíz sacaban pertenencias de sus casas para irse para el albergue debido a la amenaza de nuevas lluvias. Socorristas de Pital de San Carlos entregaron alimentos a Sergio Valladares. | ÉDGAR CHINCHILLA

Ciudad Quesada y Puerto Viejo. Fuertes aguaceros que se iniciaron desde el viernes provocaron el desbordamiento del río San Juan, cuyas aguas inundaron comunidades cercanas a la línea fronteriza con Nicaragua.

El mayor embate lo sufrieron los pueblos de Boca San Carlos, Cureña, Cureñita, Delta Costa Rica e isla Calero, en los cantones de San Carlos, Sarapiquí y Pococí, este sábado y domingo.

La inundación provocó que en Boca San Carlos y Cureña un poco más de 100 personas abandonaran sus casas y trasladarse a un albergue temporal, mientras otras buscaron ayuda donde familiares o conocidos, confirmó la Comisión Nacional de Emergencias (CNE).

Las autoridades no tenían reportes de daños importantes en vías, pero la ruta 1856, mejor conocida como trocha fronteriza, estaba intransitable en varios tramos por el desbordamiento del San Juan e incluso varios puentes estaban bajo el agua, lo que impidió revisarlos.

El Instituto Meteorológico Nacional (IMN) informó de que las lluvias de las últimas horas son consecuencia de una zona de convergencia intertropical o unión de los vientos del hemisferio norte y del sur, hecho que genera una fuerte formación de nubes, las cuales causan los aguaceros.

Según el IMN, para hoy se esperan “condiciones atmosféricas características de la estación lluviosa, típicas para esta época del año”.

Se pronosticaron para este lunes lluvias aisladas en todo el país, pero será en el litoral del Pacífico donde se concentrarán los aguaceros más intensos.

Lluvias golpean ahora a poblados fronterizos
Lluvias golpean ahora a poblados fronterizos

Recuento. Esther Bazán Romero, quien junto con su esposo y tres hijos debió salir de su vivienda en Boca San Carlos y alojarse en la escuela local, dijo que la llena comenzó el sábado en la madrugada.

“Llovió fuerte y en cosa de minutos se nos comenzó a inundar la casa. Logramos poner en alto algunas de las cositas y el sábado, como la cosa seguía, decimos salir para el pueblo”, relató.

Otra afectada, Rosario González, contó que su casa se inundó porque está construida en el suelo y no sobre basas, como muchas otras viviendas. “Me dio temor y mejor salí”, dijo.

Keylor Jiménez, de la Cruz Roja de Pital de San Carlos, dijo que lograron llegar a Boca San Carlos y Cureña con vehículos especiales, y llevar alimentos y agua.

“Alguna gente se niega a salir de sus casas, pese a que consideramos que es un riesgo (...) y lamentablemente no pudimos llegar a Cureñita (...); desconocemos cómo está la situación en ese lugar”, manifestó

Entretanto, Olga Retana, vecina de Delta Costa Rica, relató vía telefónica que desde el sábado se encuentran incomunicados por tierra. Según la afectada, el domingo en la mañana llegó una lancha con alimentos y agua potable para 77 familias de ese lugar, así como para de isla Calero.

Detalló que en ese lugar la afectación se debe a la crecida del río Colorado.

Anoche se informó del desbordamiento del río Pocosol, que corre entre Pocosol de San Carlos y San Alejo de Los Chiles.

En las última semanas, la CNE declaró alerta roja en dos ocasiones por los efectos de las lluvias en el Caribe norte.

Etiquetado como: