La cantidad de albergados casi se duplicó entre el sábado y el domingo

 29 junio, 2015

Las fuertes lluvias que afectan el Caribe ya obligaron al menos a 745 personas a salir de sus viviendas y refugiarse en 11 albergues en Sarapiquí, Turrialba, Matina y Talamanca. En Siquirres se cerró un albergue porque mejoraron las condiciones.

Entre el sábado y el domingo, el número de personas damnificadas casi se duplicó. El sábado en la noche había 435 personas en albergues.

El Instituto Meteorológico Nacional (IMN) informó de que, este domingo, las precipitaciones fueron más débiles debido a la salida del sistema de baja presión.

Sin embargo, esa entidad advirtió de que podrían darse nuevos aguaceros por una onda tropical que afectaría tanto el Caribe y la zona norte como el Pacífico central y sur.

Para estas dos últimas regiones, la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) decretó alerta verde.

Entre tanto, se mantiene la alerta roja para Talamanca, Limón, Matina, Pococí, Siquirres, Guácimo, Sarapiquí y Turrialba. En total, hay 216 comunidades afectadas en 18 cantones.

Este domingo, el Ministerio de Educación Pública (MEP) anunció la suspensión de lecciones del 29 de junio al 4 de julio en los cantones de Sarapaquí, Talamanca, Limón, Matina, Pococí, Siquirres, Guácimo y Turrialba.

En la atención de la emergencia, hasta el momento, se han invertido ¢64 millones.

Ayer, por solicitud del Ministerio de Seguridad, Panamá envió un helicóptero bimotor con capacidad de volar bajo la lluvia.

Priscila Brenes, de tres años, y su primo Gabriel Bermúdez, lidiaban con el agua dentro de su casa en la entrada vieja a Batán. | RAFAEL MURILLO.
Priscila Brenes, de tres años, y su primo Gabriel Bermúdez, lidiaban con el agua dentro de su casa en la entrada vieja a Batán. | RAFAEL MURILLO.

Problemas. La CNE comunicó que se mantienen ríos desbordados y puentes dañados, así como derrumbes en vías nacionales.

Cristian Vargas, gerente de Conservación Vial del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), detalló que hay 12 rutas nacionales con daños; entre ellas, la ruta 32 hacia Limón, donde se produjeron deslizamientos.

Esa vía podría ser rehabilitada el martes si el tiempo permite hacer trabajos de limpieza.

La ruta alterna para Limón es la carretera que pasa por Turrialba y Siquirres (ruta 10).

Sector agro. Pese a que las lluvias tienen en alerta a los productores y exportadores, estos aseguran que no han tenido consecuencias graves pues se han tomado algunas medidas.

“Los productos perecederos tienen una vida útil de 30 días. Hay algunos métodos, como la atmósfera controlada en el transporte, que permiten ampliar la vida útil ”, explicó Luis Carlos Vargas, director ejecutivo de Cámara de Exportadores (Cadexco).

El sábado, Cadexco informó de que sus afiliados realizaron gastos adicionales de $800.000 en la semana, para trasladar sus productos por rutas alternas.

Mientras, hay una preocupación mayor en la Corporación Bananera Nacional, ya que varias plantaciones de banano, que están ubicadas en Matina, se encuentran aisladas y se desconoce el daño que han sufrido.