Por: Eillyn Jiménez B. 4 julio

La constante actividad que mantiene el volcán Turrialba desde el 2010 generó la aparición de un "laguito" de lava en la parte central del cráter.

Según divulgó la Red Sismológica Nacional (RSN), gracias a un sobrevuelo con dron, realizado el pasado jueves 29 de junio, se descubrió "una abertura con un eje mayor a 50 metros, desde el cual se observa material incandescente".

Mauricio Mora, vulcanólogo de la RSN, explicó que la aparición de este depósito es parte de procesos geológicos normales y que es posible que el "laguito" registre algunas erupciones, no explosivas, que arrojen elementos balísticos en los alrededores del cráter activo.

"En el 2016 tuvimos una fase bastante explosiva que terminó de abrir el sistema, de diciembre del 2016 a ahora las erupciones son más pasivas y se ha generado incandescencia. El 'laguito' de lava puede liberar ceniza de manera prolongada o elementos balísticos que caen en los alrededores", explicó Mora.

Cambios morfológicos del volcán Turrialba
Cambios morfológicos del volcán Turrialba

Este laguito es el que explica el fuerte resplandor rojizo que se ve durante las noches en el cráter.

El experto mencionó que aunque no son comunes estas formaciones, en Costa Rica se tiene registro de un caso similar entre 1984 y el 2010, cuando el volcán Arenal generó coladas de lava desde un depósito.

De acuerdo con el vulcanólogo, el "laguito" permanecerá abierto mientras la actividad volcánica persista.

"En el momento en que la actividad eruptiva del volcán entra en reposo, la abertura vuelve a cerrarse, ese fue el proceso que se siguió en el caso del Arenal", expresó Mora.

Según reporta la RSN, existen otros volcanes en el planeta que presentan lagos de lava que han persistido por años, entre ellos el Erta Ale, en Etiopía; el Erebus, en Antártida; el Kilauea, en Hawái; Nyiragongo, en República Democrática del Congo y Ambrym en la isla Vanuatu.

El lago de lava tiene un eje de unos 50 metros.
El lago de lava tiene un eje de unos 50 metros.

"Otros volcanes han presentado recientemente lagos de lava de forma intermitente, entre ellos y el más cercano a Costa Rica, el volcán Masaya, en Nicaragua, que presenta un lago de lava desde el 2015", destaca el informe publicado por la Red este martes.

Otros resultados del vuelo

El vuelo del pasado jueves se hizo en coordinación con el Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme) de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Este trabajo aéreo también permitió determinar que el cráter activo es más profundo y ancho, con un eje más largo en el sentido suroeste-noreste, situación que coincide con la dirección preferencial de las erupciones explosivas.

"En los sectores norte y noreste del fondo del cráter resalta un área de acumulación de ceniza y bloques", dijo Mora.

El primer vuelo con un dron sobre el Turrialba se realizó el 30 de marzo del 2016 y el segundo el 29 de junio del 2017.

"Los resultados de ambos vuelos muestran profundos cambios en la morfología del cráter activo, congruentes con el proceso de apertura del sistema volcánico, producto del ascenso de magma hacia la superficie", data el reporte.

En marzo del 2016, "el cráter activo era más estrecho y tenía una forma oblonga, con un eje más largo en dirección este- oeste". En cambio, en junio del 2017, esa misma abertura se muestra más profunda y ancha y de forma elíptica.

Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales

Etiquetado como: