Por: Gustavo Fallas M. 22 noviembre, 2016
El río Barbilla rebalsó el puente ferroviario entre Estrada y Matina, en Limón. En la otra fotografía se observa a una madre con sus hijos en el albergue Ciudad Neily. | ALEJANDRO NERDRICK Y CORTESÍA DE TELESUR DE CR.
El río Barbilla rebalsó el puente ferroviario entre Estrada y Matina, en Limón. En la otra fotografía se observa a una madre con sus hijos en el albergue Ciudad Neily. | ALEJANDRO NERDRICK Y CORTESÍA DE TELESUR DE CR.

Las fuertes lluvias que se generarían como consecuencia de la tormenta tropical Otto podrían producir acumulados de 100 litros por metro cudrado (m²) en la zona norte y el Caribe.

En tanto, en el Pacífico sur se esperan entre 60 y 120 litros por m², según los pronósticos del Instituto Meteorológico Nacional (IMN) para este martes, día en que el fenómeno atmosférico podría convertirse en huracán, probablemente hacia la tarde o noche.

Según la meteoróloga Gabriela Chinchilla, para la zona de Guanacaste y el Valle Central también se pronostican lluvias; no obstante, serán con menor intensidad.

A su vez, para la región Pacífico norte, se anticipan lluvias con acumulados de entre 40 y 50 litros por m², mientras que para el Valle Central, los volúmenes serían de entre 25 y 50 por m².

Sumado a las lluvias por la tormenta –o el huracán–, habría fuertes vientos en casi todo el territorio nacional, los cuales alcanzarían velocidades superiores a los 70 kilómetros por hora.

La previsión es que tales vientos puedan provocar que se quiebren ramas de árboles o se dañen algunas edificaciones.

Termina empuje frío. Para hoy, el IMN prevé que terminará el empuje frío que venía afectando el país desde el 15 de noviembre.

No obstante, al ceder ese empuje frío proveniente del norte, la tormenta empezará a moverse con mayor facilidad, explicó Werner Stolz, jefe de Pronósticos del IMN.

Ese empuje, que generó ráfagas de hasta 80 kilómetros por hora y temperaturas inferiores a los 19 grados, también provocó que la tormenta Otto estuviera estacionaria. Sin embargo, al perder este fuerza, la tormenta tropical empezó a moverse lentamente desde la tarde de ayer, según afirmó el funcionario.

Una vez que la tormenta empiece a moverse a mayor velocidad, se definirá con certeza la ruta que llevará, agregó.

Suelos saturados. Una situación que preocupa a las autoridades ante la llegada de más lluvias por el fenómeno Otto es la de los suelos saturados por las precipitaciones de la última semana. Un 75% del territorio tico sufre esa condición, dijo Juan Carlos Fallas, director del Meteorológico.

Limón, la zona norte y el sur del país son los lugares que tienen la mayor saturación de suelos. A raíz de eso, se generan las inundaciones o derrumbes.

“La actividad lluviosa, que en las próximas horas se puede incrementar, implicaría áreas de inundación”, enfatizó Fallas.

Específicamente, los cantones más afectados hasta el momento son: Golfito, Coto Brus y Corredores en el sur; Matina, en Limón, y lugares como San Carlos, en Alajuela, detalló el IMN.

Por su parte, la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) declaró ayer alerta amarilla en todo el país ante la llegada de Otto.

Etiquetado como: