Por: Carlos Arguedas C. 22 marzo, 2014

Un derrame lo dejó hace cuatro años sin posibilidad de movilizarse por sus propios medios. Desde entonces depende de sus muletas y de su silla de ruedas.

Se trata de Juan Gerardo Sánchez Chaves, de 64 años, a quien en la urbanización Caro Quintero se le conoce como Guarito.

“Estaba viendo el partido de la Liga cuando oí que gritaban ‘Guarito, Guarito’. Bajé el volumen del televisor y a como pude me fui a abrir la puerta. Muchacho, cuando abro la puerta se me vino un montón de humo caliente en la cara (...); sentía que me ahogaba. La Santísima, no sé cómo me fui agarrado de la pared y afuera un muchacho que se llama Cholo, dijo: ‘yo me lo echo a caballo y así me sacó”, narró este hombre, quien desde hace 15 años vive solo.

En el incendio perdió ropa, cocina, refrigeradora, televisor y la silla de ruedas. Lo único que rescató fueron sus muletas.