Sucesos

‘Mi hijo se le desprendió de los brazos a la mamá’

Actualizado el 27 de noviembre de 2016 a las 12:00 am

Sucesos

‘Mi hijo se le desprendió de los brazos a la mamá’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Pasadas las 2 p. m. de este sábado enterraron al Dilan Cheves Guerra, en el cementerio de Upala. | ALONSO TENORIO

Upala. “Pedí ayuda por teléfono y me cortaron la llamada. Me dijeron que tenía que esperar porque los rescatistas andaban en otra cosa.

”Tal vez , eran las 9 de la noche cuando ocurrió la primera llena, pero con esa luchamos sacando agua y montones de barro por todo lado.

”Estábamos dentro de la casa mi novia, otro niño y una amiga (Johana Arana Sánchez), quien es inquilina, cuando pasó esto con mi bebé".

Mauricio Cheves López relató así los minutos de angustia y absoluta desesperación vividos la noche del jueves, una noche que difícilmente podrá olvidar.

Fue entonces, cuando en medio de la emergencia por la segunda llena que los golpeaba, el pequeño Dilan, de ocho meses de nacido, se le escurrió de los brazos a su mamá, Xiomara Guerra Meza, de 19 años.

Horas más tarde, fue el padre quien lo encontró sin vida en medio del lodazal.

"El agua me llegaba casi al pecho, arrancó la puerta y se metió a la casa. Desbarató todo lo que tenía. A Xiomara la trepé (subí) al cielorraso y le pasé mi niño para que no le llegara el agua. No sé cómo se le desprendió; ella estaba en shock ", recordó Cheves, una hora después de sepultar a su hijo en el cementerio de Upala.

En medio del drama por ubicar a su pequeño, Cheves dijo que entre todos intentaron arreglar un teléfono para llamar al 9-1-1. Recordó que todo ocurrió en el tapichel de la sala, donde, pensó, iban a estar bien.

" Hoy recuerdo todo de mi hijo; desde el primer día en que nació hasta ahora, que lo acabo de meter en una tumba", dijo sostenido del cajón de un pick-up y bajo un inclemente sol.

El niño es la más joven de las víctimas mortales que dejó a su paso por Costa Rica. el huracán Otto.

Reclamo. En aquel momento de dolor, el joven padre culpó de la muerte de su único hijo al alcalde de Upala Juan Acevedo Hurtado porque, asegura, no avisó “ con tiempo” sobre lo que iba a pasar.

Nunca nadie llegó a su casa a advertirle, pese a que habita en el barrio El Real, a 300 metros de la carretera principal, un sitio muy céntrico y de fácil acceso.

PUBLICIDAD

Desde el viernes, al día siguiente de aquella tragedia, el alcalde Acevedo ha rechazado aquellos señalamientos.

El jerarca municipal manifestó a La Nación que realizó perifoneos y alertó a la población por medio de un programa radiofónico. La familia del pequeño Dilan lo desmiente.

“El (alcalde) no pagó ni hizo nada. Más de una persona en la calle le puede decir lo mismo. Comenzó a decir lo de la cabeza de agua luego de que pasó, al siguiente día”, aseveró Mauricio Cheves.

Concluido el funeral, los padres, junto a otros allegados subieron al cajón del pick-up y abandonaron el cementerio, diagonal al aeródromo de Upala. Eran las 2:40 p. m.

Se marcharon como lanzándose al vacío, sin ninguna idea de cómo van a afrontar la ausencia, el dolor de la pérdida, el recuerdo de la llena que les arrancó de las manos a su bebé.

  • Comparta este artículo
Sucesos

‘Mi hijo se le desprendió de los brazos a la mamá’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Carlos Láscarez S.

clascarez@nacion.com

Periodista de Sucesos

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Labora en Grupo Nación desde el año 2004.

Ver comentarios
Regresar a la nota