Por: Hugo Solano 17 julio

Lidier Esquivel, geólogo de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), afirmó que no se puede pensar que hasta dentro de 100 años vuelva a afectarnos un evento extraordinario como el huracán Otto.

Al tocar tierra, Otto aumentó la velocidad de desplazamiento | IMN
Al tocar tierra, Otto aumentó la velocidad de desplazamiento | IMN

“Con el cambio climático, es posible que eventos de esa naturaleza ya no sean tan extraordinarios como hasta ahora lo han sido. Quizás no haya que esperar tanto para vivir un Otto 2”, dijo.

También afirmó que las cuencas afectadas por ese huracán quedaron muy inestables, lo que obliga a replantear algunos planes territoriales.

La CNE espera tener listos pronto los modelos hidrológicos de los ríos y quebradas impactados por el huracán Otto en Bagaces, Upala y el sur.

Se realizan con imágenes de satélite y verificación en el campo, para plantear nuevas directrices con elementos técnicos que Esquivel espera sean consideradas por las municipalidades en la elaboración de los planes.

En algunos casos, las zonas que se tenían previamente como inundables, apenas representaron un 40% de lo que se inundó con Otto, explicó

“La información que estamos generando va a ayudar a tener un panorama más actualizado considerando eventos de esta naturaleza”, acotó.

Enfatizó que las obras de primer impacto y de seguimiento luego del huracán, no sustituyen el plan de ordenamiento territorial.

Dijo que una comunidad como Bagaces no puede seguir sin plan porque pone en riesgo a sus habitantes.

En ese cantón ríos como el Cuipilapa y la quebrada Hornillas quedaron con deslizamientos activos en las partes altas y material que se acumuló en los cauces, por eso ahora se inundan en otros puntos.